6 de diciembre de 2022

Windows Defender ralentiza tu PC y hace que se bloquee

Debemos partir de la base de que un antivirus es un software casi imprescindible en la mayoría de los equipos basados en Windows. En estos momentos los usuarios pueden decantarse tanto por el antivirus que viene instalado en el sistema, o por cualquier otro.

Con el paso del tiempo poco a poco los usuarios se han ido acostumbrando a utilizar Windows Defender como su solución de seguridad en el equipo. De igual modo otros muchos instalan soluciones externas de terceros en las que confían más. Hay que tener en consideración que en el momento en el que instalamos o cualquier otro antivirus aquí, el que Microsoft nos ofrece de forma predeterminada, se desactiva.

Generalmente esta propuesta de los de Redmond pasa bastante desapercibida, pero parece que últimamente no sucede así. Te contamos todo esto porque en base a unas pruebas realizadas recientemente por BornCity, se han detectado comportamientos perjudiciales para el equipo en Windows Defender.

Por lo visto el antivirus de Microsoft causa un problema de alto uso de memoria RAM, lo que desemboca en que nuestro PC vaya lento e incluso llegue a bloquearse. Esto es algo que se ha podido ver en muchos equipos con Windows 10 20H2 instalado. Es más, por lo visto estos problemas se han venido dando a lo largo del último mes.

-Ten mucha precaución con estos fallos los provoca Windows Defender

Para que os hagáis una idea de lo que os hablamos, sin razón aparente alguna el antivirus hace un uso desorbitado de la memoria RAM de nuestro equipo. También podemos encontrarnos con una pantalla en color negro tras iniciar la sesión en Windows, lo que afecta de manera directa a la puesta en marcha del sistema operativo.

Además, el software de seguridad también perjudica el funcionamiento y ejecución inicial de algunos programas, como incluso se ha confirmado en Reddit. Por ejemplo, algunos usuarios han reportado que el popular editor de textos de la propia firma, Word, o no se abre o tarda mucho en ponerse en marcha debido a ello. También merece la pena apuntar que algunos elementos del propio sistema operativo se ven afectados por el alto consumo de Windows Defender. Hay que mencionar que el Visor de eventos carga mucho más tiempo en mostrar su contenido al usuario.

De nuevo en base a los estudios realizados recientemente, parece ser que este problema del alto uso de la memoria RAM es causado por un error de fuga en la misma. Sin embargo, no podemos decir que este fallo sea nuevo, ya que Microsoft ya lo había solucionado una vez en el pasado. La propia empresa afirma que el problema comenzó con la versión 1.363.177.0 del antivirus, pero a pesar de la solución enviada, el error ha vuelto a aparecer.

Esto se traduce en que la solución anterior fue solo temporal. Este alto uso de memoria del que os hablamos viene dado por el proceso Antimalware Service Executable del antivirus Windows Defender. Por tanto, ahora solo queda esperar que Microsoft lance una solución definitiva a los equipos y usuarios afectados.