9 de febrero de 2023

Windows 11 22H2 presenta más problemas con AMD Ryzen y rendimiento algo similar a lo que contiene Windows 10

Windows 11 22H2 parece haberse quedado un tanto lejos de ser la versión más brillante del sistema operativo de Microsoft. A pesar de haber incluido alguna que otra característica interesante, los fallos que derivan en problemas de rendimiento están haciendo que no sean pocos los que ven que el sistema no va del todo fino.

Por un lado, tenemos a usuarios de procesadores AMD Ryzen que reportaron hace un tiempo cuelgues del sistema tras aplicar el parche del martes de Noviembre (KB5019980). Un usuario de Reddit llamado Thomsen48 ha dicho que ese problema se está produciendo en el procesador Ryzen 5 4600GE implementado en ordenadores Lenovo usados por sus clientes, que no ha visto que Windows 11 21H2 esté afectado y que en caso de producirse el fallo solo hay que desconectar y reconectar los dispositivos USB para que el sistema se reanude.

Otro usuario llamado BabyMayCry ha reportado a través de la misma red social que, sobre su Ryzen 5900X, el sistema se congela durante periodos de entre 10 y 20 segundos. En este caso parece que el usuario ha conseguido ciertos datos y ficheros con información del error.

La actualización KB5019980 para Windows 11 22H2 ha corregido una vulnerabilidad de tipo Spectre v2 que afecta a los procesadores AMD Ryzen. Todavía no está claro que si esa corrección es lo que ha provocado la regresión que deriva en el congelamiento del sistema en los procesadores modernos del gigante rojo, pero sea o no ese el origen, no deja de ser otra página oscura en la historia del sistema, más en unos Ryzen cuyos problemas empiezan a ser recurrentes.

Y, por otro lado, la cuestionable trayectoria de Windows 11 22H2 hace que el sistema siga arrojando dudas en torno a su rendimiento, no solo por las regresiones, sino también comparado con Windows 10 22H2.

En PCWorld han hecho algunas pruebas para comparar el rendimiento de ambos sistemas operativos sobre un procesador Intel Raptor Lake-S Core i9-13900K, y si bien el desempeño es niveles generales similar, Windows 10 consigue superar a su sucesor en no pocas ocasiones, y eso que se supone que Windows 11 está presuntamente mejor preparado para funcionar sobre la arquitectura híbrida que gastan muchos procesadores Intel de las generaciones Alder Lake y Raptor Lake.

De las pruebas realizadas por PCWorld sobresalen “UL Procyon 2.1 Office 365 16.0”, en el que Windows 10 22H2 supera a Windows 11 22H2 en las cinco aplicaciones de la conocida suite ofimática; “UL Procyon 2.1 Photo Editing (Photoshop 23.5.1 and Lightroom Classic 11.5)”, que repite el escenario de Office; además de los juegos, entre los cuales Counter-Strike: Global Offensive es el único en el que se aprecia una diferencia palpable a favor del sistema operativo de última generación. Sin embargo, la verdadera conclusión es que la ganancia es escasa con la actualización, por lo que los usuarios todavía tienen poderosos motivos para quedarse con Windows 10.