24 de mayo de 2022

Ten sumamente precaución con la última actualización de Windows 11

Estas actualizaciones a las que nos referimos forman parte del ciclo mensual que nos hace llegar el gigante del software para solucionar los últimos fallos de seguridad en sus productos. Esto se lleva a cabo el segundo martes de cada mes y se hace especialmente para corregir las más recientes vulnerabilidades descubiertas en las versiones de Windows con soporte.

Pero las cosas no siempre salen todo lo bien que nos gustaría, como es el caso. Si hemos instalado la última actualización acumulativa correspondiente al mes de mayo de 2022 para Windows 11, es posible que hayamos experimentado problemas. En concreto nos referimos al parche KB5013943 que está dando problemas con las aplicaciones instaladas en el equipo. Hay que decir que algunas de estas pueden bloquearse tras actualizar el nuevo sistema operativo.

De igual modo los programas afectados pueden llegar a no abrirse o tener otros problemas relacionados con su funcionamiento. Partamos de la base de que los de Redmond publicaron actualizaciones acumulativas para todas las versiones compatibles de su sistema operativo Windows. En un principio las notas oficiales de la mencionada versión KB5013943 hablan de dos problemas que afectan a ciertas aplicaciones en algunos equipos. Además, ahora Microsoft también ha actualizado esta lista para reflejar nuevos fallos.

Hay que decir que el primero ya estaba presente en la actualización anterior, la KB5012643. Esta se lanzó a finales de abril donde algunas aplicaciones de .NET Framework 3.5 no pueden iniciarse. A su vez presentan bloqueos y otros fallos tras la instalación de la actualización.

-¿Cómo podemos solucionar estos fallos en Windows 11?

El mismo problema afecta a la última actualización de Windows 11, como os contamos y que se envió hace unas horas. Tal y como confirma la propia Microsoft, tras instalar esta actualización algunas aplicaciones de .NET Framework 3.5 pueden tener errores. El software afectado utiliza ciertos componentes opcionales del componente como WCF y WWF. Pero al mismo tiempo el gigante del software nos proporciona una solución para todo ello.

No tendremos más que abrir una ventana del símbolo del sistema con permisos de administrador para así ejecutar los siguientes comandos:

Realmente haciendo esto, logramos es reactivar el componente .NET Framework de Windows, lo que debería resolver el error. Con todo y con ello, si esto no soluciona el problema, siempre podemos desinstalar la actualización en los ordenadores afectados. Esto es algo que se puede llevar a cabo a través de la aplicación de Configuración de Windows situándonos en Actualización y seguridad y accediendo al historial de actualizaciones.

Por otro lado, si nos centramos en el segundo problema mencionado, afecta a equipos con ciertas GPU. Aquí la firma no ha dado más explicaciones, pero apunta que las aplicaciones pueden cerrarse inesperadamente. Estos fallos intermitentes afectan a algunos programas que utilizan Direct3D, aunque de momento no se ha proporcionado solución alguna.