2 de octubre de 2022

Smartphone en riesgo, el hallazgo te dejará boquiabierto

La seguridad de la red nunca está de más. Hemos aprendido a averiguarlo en los últimos años, ya que las amenazas de piratas informáticos y ciberdelincuentes se han multiplicado hasta el enésimo grado. Y no podía ser de otra manera, considerando las tecnologías cada vez más avanzadas desarrolladas.

Sin embargo, por otro lado, incluso las grandes empresas manufactureras se están poniendo en segundo plano con sistemas seguros que intentan brindar la máxima protección a los consumidores. Por el lado de los smartphones, en los últimos tiempos ha ido surgiendo una nueva alarma que concierne esencialmente a los dispositivos Android. A pesar de la atención de Big G, hay un elemento muy peligroso que merece ser explorado.

-Teléfono inteligente Android, cuidado con la última alarma peligrosa

Entre las herramientas de las que más puede presumir Google de su sistema operativo Android y de sus smartphones en general, se encuentran sin duda las API. A partir de 2024 entrará en vigor la denominada Play Integrity API, que pretende ser aún más segura para todos. Hay una nueva aplicación en este sentido llamada Play Integrity API Checker, desarrollada por el miembro senior de XDA Nikolas Spiridakis y que, con una interfaz muy simple, tiene como objetivo verificar la uniformidad de todo.

El software promete brindar retroalimentación precisa basada en tres niveles que van desde la integridad del dispositivo hasta la integridad sólida. Con resultados muy similares a los de la API de atestación de SafetyNet actualmente en vigor. Una novedad interesante que complacerá especialmente a los desarrolladores de aplicaciones de Android, quienes ya no necesitarán modificar sus productos para cumplir con las nuevas reglas actualizadas.

La aplicación es de código abierto.y, por lo tanto, es accesible para los usuarios interesados, así como para los desarrolladores. Esta noticia también pretende tranquilizar a los consumidores, que podrán así tener una mayor certeza de que las nuevas aplicaciones desarrolladas con el protocolo actualizado serán estudiadas y probadas a la perfección, también en lo que respecta a su seguridad y la protección de los datos que se incorporan.