28 de noviembre de 2022

Según un estudio, muestra que la mitad de los PCs aún no son compatibles con Windows 11

Windows 11 se presentó de manera oficial hace poco más de un año y desde su lanzamiento, poco a poco más usuarios lo instalan en sus ordenadores. Sin embargo, llegó con un requisito que impidió a muchas personas actualizar a este sistema operativo: la CPU debía de ser compatible con TPM 2.0. Aunque a día de hoy existan trucos para saltarse esta limitación de hardware, ha sido un obstáculo para muchos usuarios que querían probar Windows 11 en sus sistemas.

Desde Lansweeper, compañía de gestión de assets y creadora del software homónimo, han realizado un estudio en el que concluyen que, casi el 43% de una estimación de 27 millones de ordenadores, no es compatible con Windows 11 debido a las limitaciones de hardware.

-Los requisitos de hardware de Windows 11 frenan su avance

Concretamente, el 42,76% de los equipos analizados por Lansweeper, no cumplían con los requerimientos para instalar Windows 11. Los equipos provenían de más de 60.000 organizaciones, por lo que se trata de un estudio centrado en las empresas. Si bien es una mejora respecto a la cifra dada el pasado año (57,26%), aún sigue siendo muy alta.

Otro de los requisitos para instalar Windows 11 es contar con 4GB de RAM, algo que ha perjudicado también los tests. Y es que, del total, el 71,5% de los equipos no incorporaban tal cantidad de memoria, mientras que el 14,66% de todos los ordenadores fallaban en la especificación del TPM en la CPU.

Roel Decneut, jefe de estrategia en Lansweeper, asegura que saben que aquellos que no pueden actualizar a Windows 11, seguirán usando Windows 10. Entre los clientes de esta compañía se encuentran firmas como Sony, Pepsico, Cerner, MiT, los hoteles Hilton y más.

Para las empresas, la crisis de microchips y la incertidumbre económica global han sido factores que también influyen en la decisión de adoptar este nuevo sistema operativo. Y es que aunque las compañías quieran prepararse para actualizar sus sistemas, ‘hay problemas más amplios que afectan su adopción y que están fuera del control de Microsoft,’ según Decneut.

La adopción de Windows 11 está siendo lenta, aunque poco a poco a más usuarios les convence la nueva versión del sistema operativo de Microsoft. Según cifras de Lansweeper, el sistema ya está instalado en el 1,44% de ordenadores analizados, frente al 0,52% del pasado mes de enero.