12 de agosto de 2022

Según algunos estudios, si tienes estas “señales” podrían revelar que tu móvil está infectado por algún tipo de malware

La noticia bomba de ayer fue sin duda el espionaje a Pedro Sánchez, Presidente del Gobierno y Margarita Robles, Ministra de Defensa, que vieron como sus dispositivos móviles estaba infectados por un malware externo conocido como Pegasus.

Este software se asocia a todo tipo de smartphones y permite hacer un seguimiento exhaustivo del teléfono, pudiendo acceder desde las fotografías hasta tu ubicación.

Pues bien, dado que muchos de nosotros dependemos de los smartphones, no es de extrañar que sean un objetivo tan importante. Hemos visto de todo, desde estafas de WhatsApp hasta aplicaciones dudosas que no son lo que parecen. Por desgracia, mucha gente no se da cuenta de que se está produciendo un hackeo en segundo plano hasta que ya es demasiado tarde.

-Tu smartphone funciona demasiado lento

Mucho cuidado con esto. Si las aplicaciones tardan más de lo esperado en cargarse, podría significar que has sido hackeado. Lo mismo ocurre si la aplicación se bloquea aleatoriamente, se cierra y no sabes porqué o ves que en la pantalla algo no funciona como debería.

-La batería se agota rápidamente

Si tu móvil ya tiene bastantes año, no hay de qué preocuparse ya que esto puede estar relacionado con su antigüedad. Además, la mayoría usamos los teléfonos con tanta frecuencia que se detecta muy rápido si hay cualquier cosa fuera de lo normal. Sin embargo, atentos y atentas si vemos que de la noche a la mañana se nos descarga la batería fulminantemente, ya que podría apuntar a un malware.

-Los datos se agotan muy rápido

Lo mismo ocurre con tus datos móviles. Si has notado que tus datos se consumen demasiado rápido, esto también puede ser una señal. Al igual que la batería, el malware podría estar enviando cosas en segundo plano.

Para comprobarlo, si tienes duda, tan solo accede a estos y comprueba si ha habido un pico no intencionado por tu parte. Si notas que alguna aplicación desconocida consume la mayor parte de tus datos, puede que hayas encontrado el problema.

-Cambios en tu factura

Si has tenido un cambio de factura inexplicable, esto es una bandera roja, sin ninguna duda. Esto podría significar que el malware está utilizando más datos y te está costando por ello, ya que vas a ver un sobrecoste en tu factura mensual.

-Pop-ups o ventanas emergentes sin control

Las ventanas emergentes, como ya sabemos todos, son bastante habituales casa vez que entramos a cualquier página o navegador web. Pero cuando empiezan a aparecer con demasiada frecuencia en varios puntos, puede significar que has sido infectado con algún tipo de adware dudoso. El adware es un software no deseado diseñado para mostrar anuncios en tu pantalla, normalmente en un explorador.

Este genera beneficios a su programador al desplegar estos anuncios en la interfaz de usuario del software o en la pantalla emergente que salta durante el proceso de instalación.

-Sobrecalentamiento excesivo

Al igual que ocurre con la batería o la lentitud de tu smartphone, eso puede ocurrir por ser ya demasiado antiguo, pero mucho cuidado si no es así. Y es que, también puede ser un indicio de que algún malware está entrando en acción.

-¿Qué puede hacer si he sido hackeado?

Lo primero que debes hacer es buscar cualquier aplicación que no recuerdes haber descargado. Tanto en Android como en iPhone dirígete a donde se encuentren almacenadas. Si crees que tu smartphone puede haber sido infectado con un virus, un malware o cualquier otra cosa dudosa, lo primero que debes hacer es descargar una aplicación antivirus fiable y realizar un análisis.

Si el problema persiste, el último recurso puede ser restablecer el teléfono de fábrica, pero primero haz una copia de seguridad de los archivos más valiosos, como las fotos, que sepas que están a salvo. Eso sí, asegúrate de que es de antes de que se añadiera la aplicación maliciosa. De lo contrario, estarás descargando el mismo malware de nuevo.

Independientemente de si usas un Android o un iPhone, siempre debes pensar dos veces antes de descargar aplicaciones fuera de las tiendas de aplicaciones autorizadas. Pueden contener malware peligroso. Con todo esto, supervisa la actividad de tu teléfono con frecuencia para que, si algo malo está sucediendo, lo sepas de inmediato.