28 de noviembre de 2022

Se confirma que Meta renuncia a sus smartwatches

Meta, por aquellos tiempos Facebook, lleva ya mucho tiempo trabajando en el proyecto de varios relojes inteligentes que, junto con las smartglasses, pretendían ampliar sustancialmente el catálogo de hardware de la compañía, compuesto actualmente por los dispositivos Portal y los visores Oculus de realidad virtual. Una apuesta interesante que, no obstante, debido al conflictivo historial de la compañía con respecto a la seguridad y la privacidad, encontró una cierta resistencia.

Supimos de este proyecto en febrero del año pasado y unos meses después se filtró bastante información sobre el primer dispositivo que, en principio, llegaría al mercado. Esta filtración coincidió en el tiempo con el cambio de nombre de Facebook a Meta, un momento en el que muchos analistas pensaron que el «castigo» al ostracismo a la red social, dentro de la propia compañía, podía jugar a favor de otros productos y proyectos, como el de los wearables. El foco absoluto recaía, claro, en el Metaverso, pero aun así las perspectivas para los proyectos de hardware eran buenas.

Sin embargo, un año después de aquello, la desmedida apuesta de Meta por el Metaverso le ha pasado una enorme factura a la tecnológica. Y es que las cuentas no salen, el Metaverso no termina de atraer a los usuarios y son muchas las voces que han expresado sus reservas durante todo este tiempo. Los inversores, lógicamente, han respondido de manera contundente a esta situación y, como te contábamos hace unas semanas, Meta se ha desplomado en bolsa. Y vienen aún más curvas, ya que la propia Meta reconoce que sus números de 2023 con respecto al Metaverso serán aún peores que los de este año. No es que vaya a llover sobre mojado, es que probablemente diluvie.

¿Consecuencias? Pues los despidos de Twitter llevan días siendo tema de conversación (y no solo por su enorme volumen, también por lo mal que se han gestionado), pero lo cierto es que Meta se enfrenta también a un despido masivo, de alrededor del 13% de su plantilla, alrededor de 11.000 trabajadores. Y, según publica la Agencia Reuters, los proyectos de hardware de la compañía van a sentir ese golpe de manera especialmente fuerte. En concreto, según una reunión con empleados citada por la agencia de noticias, Meta cierra la unidad de negocio de Portal y cancela el trabajo en los proyectos de relojes inteligentes.

Eran dos los proyectos que estaban en desarrollo en lo referido a smartwatches, uno que todavía se encontraba en las primeras fases, pero también otro, el que se filtró en octubre del año pasado, que ya se encontraba en una fase de diseño bastante más avanzada, y que inicialmente apuntaba a llegar al mercado este 2022, pero que posteriormente habría sido movido a 2023. Ahora, con el abandono de esta unidad de negocio, ambos relojes finalmente se quedan en el tintero, y no esperamos tampoco renovaciones de los dispositivos Portal.

Meta mantiene, no obstante, el Metaverso en el epicentro de sus planes. Si esto es un acierto o un error solo lo sabremos con seguridad en el futuro. Pero, de momento, parece una decisión demasiado osada y que podría llegar a acabar con la compañía si no consigue enderezar sus cuentas. Algo para lo que, paradójicamente para sus planes, no puede contar con el Metaverso, al menos a corto plazo.