6 de diciembre de 2022

Se confirma que Google actualiza los requisitos mínimos para sus servicios y pone fin a la era de móviles con 2 GB de RAM

Los teléfonos con 2 GB de memoria RAM y 16 GB de almacenamiento tienen los días contados, Google acaba de hacer oficial los requisitos mínimos de Android 13 y llegan para poner fin a estos teléfonos con especificaciones tan reducidas. El anuncio ha tomado por sorpresa a todos los usuarios y, sobre todo, a los fabricantes.

Desde ahora en adelante los dispositivos que quieran contar con Android en su interior han de contar con una serie de especificaciones mínimas para poder ser lanzados. A lo largo de la historia de Android los requisitos mínimos han ido en aumento y, aunque la tecnología ha avanzado en gran medida, es normal que esto sea así debido a la evolución de los contenidos.

En la tienda de aplicaciones de Google nos encontramos con juegos, aplicaciones y utilidades cada vez más complejas lo que hace que sea necesario contar con cierta potencia para hacer que todo funcione de forma correcta. De hecho, resulta bastante esperable que se hayan hecho estos cambios a nivel general en los requerimientos de Android.

Los nuevos cambios afectarán tanto a los dispositivos que vayan a actualizar a Android 13 como aquellos que salgan con esta versión del sistema operativo de Google. De hecho, los terminales que no cumplan con los requerimientos no podrán acceder a la actualización a la siguiente versión de Android y a las posteriores.

A partir de ahora todo dispositivo que salga al mercado ha de tener más de 2 GB de RAM junto con un almacenamiento superior a 16 GB, siendo estas las especificaciones mínimas. Además, esto incluye tanto a los dispositivos con Android Go que es una versión recortada del sistema operativo de Google para móviles más modestos y con menos pretensiones.

Esto hace que cualquier dispositivo con Android 12 Go no pueda actualizar a Android 13 en caso de tener menos de 2 GB de RAM o menos de 16 GB de almacenamiento interno. Puede que este sea un gran problema para aquellos usuarios que compraron este tipo de dispositivo pensado en que llegarán a ver Android 13 en sus móviles.

Los teléfonos Android de gama alta no se verán afectados por estos nuevos cambios. Está claro que lo que ha hecho Google es presionar a las empresas que ofrecen teléfonos de gama de entrada o baja con especificaciones que, tras un corto periodo de tiempo, dejan de ser completamente funcionales a nivel general. Habrá que ver cómo afecta esto a los lanzamientos de 2023.