19 de agosto de 2022

Samsung recurrirá redes de pesca para fabricar sus próximos smartphones

Samsung ha anunciado un importante paso en su estrategia medioambiental gracias al desarrollo de un nuevo material que estará disponible en su futura línea de productos, comenzando por algunos de los smartphones Galaxy. La compañía, en concreto, ha confirmado que utilizarán un plástico fabricado con redes de pesca que van a parar al mar. Asegura que los primeros dispositivos con este componente serán aquellos que anunciarán el próximo 9 de febrero, previsiblemente, los Samsung Galaxy S22.

Es un paso importante porque las redes de plástico que se utilizan para la pesca representan una gran parte de la contaminación en los océanos. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés), cada año se abandonan más de 640.000 toneladas de estas redes al mar. Una práctica conocida como «redes fantasma» que afectan considerablemente a la vida marina. El objetivo de Samsung, en este caso, no es solo recoger este tipo de materiales para evitar dañar el ecosistema. También aprovecharlos en sus dispositivos para aminorar el impacto medioambiental.

La compañía, por el momento, no ha mostrado detalles del desarrollo de este material compuesto por «plásticos reutilizados con destino al mar». Tampoco cómo lo implementará en sus dispositivos Galaxy. Los Samsung Galaxy S22 podría llegar el próximo 9 de febrero, según rumores. Estos, por lo tanto, serían los primeros smartphones en incluir un plástico a base de redes de pesca recicladas. Tal vez la parte posterior del modelo estándar, comúnmente de policarbonato, esté compuesta por este material.

El uso de redes de pesca como material para los Samsung Galaxy S22 también es un paso más para cumplir los objetivos de sostenibilidad para 2025 que la compañía anunció en noviembre de 2021. En especial, en el deseo de utilizar material reciclado en todos sus productos a partir del mencionado año. Todo ello, según la compañía, sin dejar de lado la «resistencia, estética y durabilidad».

Otro de los objetivos medioambientales de Samsung es eliminar los plásticos de un solo uso en los embalajes de sus móviles. Por ejemplo, aquellos que envuelven el adaptador a la corriente o el cable de carga. La compañía espera sustituir este material por otras soluciones más ecológicas para 2025.