20 de agosto de 2022

¿Qué necesitas poder actualizar gratis a Windows 11?

La mayoría de los usuarios, más cuando empiezan a trabajar con un nuevo ordenador, quieren disponer del más reciente software en sus equipos. Esto es algo que, como no podía ser de otro modo, alcanza a los sistemas operativos. Partiendo de la base de que la mayoría de los equipos de sobremesa trabajan con la propuesta de los de Redmond, estos usuarios buscan disponer o actualizar a Windows 11.

Con todo y con ello debemos tener en consideración que uno de los mayores problemas que nos vamos a encontrar con este software, son los requisitos exigidos por su desarrollador. Para que os hagáis una idea, algunos equipos actuales no cumplen con estos, aunque podrían funcionar perfectamente con el nuevo sistema operativo. De ahí las quejas enviadas a la firma por parte de usuarios de todo el mundo. Precisamente de todo esto es de lo que os queremos hablar a continuación para que lo tengáis claro.

En concreto nos vamos a centrar en aquello que vamos a necesitar de antemano en el nuevo portátil que hemos comprado para poder actualizar a Windows 11 gratis. Y es que no todos los equipos, aunque sean nuevos, van a poder llevar a cabo este movimiento desde Windows 10.

-Requisitos para mi nuevo portátil y actualizarlo a Windows 11

Pues bien, en el caso de que nos encontremos con que nuestro nuevo ordenador portátil trae preinstalado Windows 10, veamos qué necesitamos para actualizar al nuevo sistema. A partir de ahí y si cumplimos con los requisitos que exige Microsoft no tendremos más que acceder a la aplicación de Windows Update para que el sistema operativo nos ofrezca dicha actualización. Esto es algo que quizá tarde unos días, ya que no siempre es inmediato, aunque nuestro equipo sea compatible.

Licencia válida de Windows 10: evidentemente antes de nada necesitamos que nuestro sistema operativo sea completamente legal. Con esto lo que queremos decir es que será imprescindible disponer de un Windows con su correspondiente licencia y que esté activo. De lo contrario la actualización a Windows 11 nunca se ofrecerá de forma automática.

Procesador de 2 núcleos: aquí lo más recomendable es disponer de un procesador moderno, algo que se produce en la mayoría de los casos si el equipo es nuevo. En el caso de que nos encontremos con un Intel, este debe ser de octava generación o superior para ser compatible con el nuevo sistema. Además, debe soportar el sistema de seguridad TPM 2.0, algo muy habitual en las más en recientes CPUs.

4 gigas de RAM: además de la mencionada CPU, también vamos a necesitar que nuestro equipo disponga de al menos 4 gigas de memoria RAM. Ese es el mínimo, aunque os recomendamos, si cabe la posibilidad, aumentar esta cantidad hasta las 8 o 16 gigas.

Disco duro con 64 gigas libres: como no podía ser de otro modo otro elemento imprescindible es el espacio disponible en disco. Por tanto, para poder actualizar sin problema alguno al menos necesitaremos 64 gigas libres. Pero este es el mínimo requerido, algo más de espacio disponible nunca va a sobrar en estos casos.