20 de agosto de 2022

Por estos motivos tienes que instalar una ROM personalizada de Android

En la actualidad existe una gran cantidad y variedad de ROM personalizadas de Android, las cuales en su mayoría permiten prolongar la vida de útil de un smartphone. Desgraciadamente los dispositivos móviles no suelen tener una vida útil superior 3 años al menos con el sistema de Google, cantidad de tiempo que una vez superada significa perder el soporte de software y actualizaciones.

El ejecutar software sin actualizar es siempre un gran riesgo para el usuario principalmente por dos motivos: primero, porque con el paso del tiempo se va perdiendo la compatibilidad con las aplicaciones, si bien los desarrolladores suelen tener en cuenta la acusada fragmentación existente en Android. Segundo, porque no se reciben parches de seguridad, lo que deja expuestos al sistema y al usuario ante los actores maliciosos.

Ya se sabe, el mundo de la movilidad, más si hablamos de dispositivos Android, está estrechamente ligado a agresivas políticas de obsolescencia programada creadas con el propósito de que el usuario renueve su terminal prácticamente cada año, una costumbre que lamentablemente muchos tienen con la consecuente generación de desperdicios o acumulación de objetos inútiles o inutilizados en el hogar.

La lucha contra las agresivas políticas de obsolescencia programada es algo en lo que todos tendríamos que estar implicados, así que vamos a mencionar seis poderosos motivos para usar una ROM personalizada de Android.

-Arrebata al fabricante el dominio sobre el dispositivo

La recepción de actualizaciones es un signo de que el dispositivo todavía sigue teniendo vida útil para su fabricante. Cuando uno ve que pasan los meses y no recibe nuevas versiones de Android, hay muchas probabilidades de que eso signifique que el móvil ha dejado de recibir soporte.

Como ya hemos dicho, las ROM personalizadas de Android permiten seguir recibiendo actualizaciones de seguridad, pero no solo eso, sino que también abren la puerta a recibir nuevas versiones del sistema operativo con nuevas características.

Pero en este punto lo más valioso es poder arrebatar al fabricante el dominio sobre el dispositivo, haciendo que este recale sobre la ROM personalizada. Sin embargo, esta solución no es perfecta, ya que a pesar de que sea posible seguir actualizando el dispositivo, no tapa las incompatibilidades de las aplicaciones con el hardware.

-Gana privacidad alejándote de Google

Muchas ROM personalizadas no preinstalan la batería de servicios y aplicaciones de Google, y viendo que el gigante de Mountain View está bastante cuestionado en materias de privacidad, aquí tenemos otra razón de peso para sustituir el sistema operativo del móvil.

Es indudable que los servicios y muchas de las aplicaciones de Google son de gran calidad, pero su “gratuidad” suele traducirse en pedir acceso a los datos de los usuarios. De todo el catálogo de la compañía, posiblemente el principal objetivo de las críticas sea Chrome, el navegador, que ha llegado a ser acusado de ser un spyware, pero servicios como el buscador y Gmail no se quedan atrás. El hecho de que todo lo oficial de Google sea software privativo, aunque probablemente deriven de proyectos de código abierto (y en ciertos casos es así explícitamente), es otra razón para poner distancia de la corporación.

Otro frente a tener en cuenta es la Play Store, la tienda de Google que se encarga en un principio de suministrar las aplicaciones para Android. Por suerte, no estamos en iOS, así que la Play Store puede ser remplazada por otra opción más ética como F-Droid, por citar un ejemplo centrado en el Open Source.

-Puedes obtener un sistema más transparente

AOSP es de código abierto, pero emplea la permisiva Licencia Apache 2, así que la creación de derivados privativos está permitida. Dicho con otras palabras, Android es originalmente de código abierto, pero las implementaciones ofrecidas por la inmensa mayoría de los fabricantes no solo son, así que no es posible que sean auditadas libremente por un tercero y solo el propio fabricante tiene acceso al código fuente. Esto abre la puerta a la introducción de mecanismos maliciosos que pueden ser empleados para rastrear de manera furtiva la actividad de los usuarios, por citar un ejemplo socorrido.

Afortunadamente, hay ROM personalizadas de Android como LineageOS que son Open Source en la medida de lo que pueden. La disposición ante el público de un alto porcentaje del código fuente permite a cualquier persona auditarlo sin compromisos, facilitando de esta manera la detección de fallos de seguridad y posibles actividades maliciosas. Cierto es que no se trata de una solución perfecta, pero es mejor que depender únicamente de la palabra dada por el fabricante.

-Quita ese bloatware de ahí

Esta razón ha quedado diluida debido al aumento de la potencia de los móviles en todas las gamas, pero igualmente sigue siendo válida. Además de ser software privativo, las compilaciones de Android suministradas por los fabricantes de dispositivos móviles suelen estar hasta arriba de aplicaciones innecesarias y no deseadas. ¿Para qué quieres Netflix si no estás suscrito a la plataforma y no tienes intención de hacerlo? Para colmo, es posible encontrarse con que uno no pueda desinstalarlas, sino inhabilitarlas como mucho.

Pero aquí no solo nos encontramos con aplicaciones no deseadas que encima probablemente no se puedan desinstalar, sino que encima están las capas de personalización añadidas al sistema por los fabricantes, que en muchas ocasiones, lejos de mejorar, lo que hacen es empeorar el rendimiento y estropear la experiencia incorporando bugs que no están presentes en AOSP.

Por ejemplo, este servidor se quedó un mes sin poder establecer su música favorita como tono de llamada en su POCO X3 PRO. El terminal tiene unas características de hardware muy buenas dentro de su rango de precio y su cámara trasera ofrece calidad de sobra si uno no es exigente en ese frente, pero Android Mi o MIUI es un sistema operativo con redundancias, con una disposición de los elementos un tanto extraña y que, de vez en cuando, arrastra bugs que empañan la experiencia de usuario.

Sí, hay ROM personalizadas de Android que son mejores sistemas operativos que los suministrados por los fabricantes, así que, si no estás contento con tu dispositivo actual, prueba con una custom ROM, porque igual te sorprendes y lo que en su momento fue un fiasco pasa a ser algo agradable de usar.

-“Construye” tu propio Android

Las implementaciones de Android suministradas por los fabricantes están en la inmensa mayoría de los casos modificadas. Si bien el usuario puede igualmente personalizar el sistema, incluso ese que le ha venido modificado, ¿no sería mejor empezar a “construir” desde una base más limpia?

Una custom ROM deja la puerta más abierta a características como la instalación de temas personalizados para modificar el acabado estético del sistema, algo a lo que se suma la posibilidad de obtener más opciones de configuración y personalización que pueden abarcar cosas como la realización de overclock y/o underclock. Lo primero permite mejorar el rendimiento del dispositivo a costa de sacrificar autonomía y probablemente estabilidad, mientras que lo segundo mejora la autonomía a costa de reducir el rendimiento del procesador.

Para un uso básico es difícil justificar un overclock, pero si la batería ya no va muy allá, quizá sea preferible plantearse la realización de un underblock, más viendo que las computadoras (móviles, tablets y portátiles) lo ponen cada vez más difícil para extraer y sustituir la batería. Otro punto a tener en cuenta en temas de personalización es la posibilidad de tener acceso a ‘root’, la cuenta de administrador o superusuario de Linux. Sin embargo, recomendamos emplearla con mucho cuidado y solo para lo estrictamente necesario, ya que abusar de dicho recurso puede terminar introduciendo un riesgo para la seguridad típico de Windows.

-Puedes obtener más opciones sobre los permisos concedidos a las aplicaciones

Algunas ROM personalizadas de Android ponen a disposición mecanismos más pormenorizados para configurar los permisos concedidos a las aplicaciones, lo que supone un importante refuerzo a nivel de privacidad y seguridad. En consecuencia, es probable que se disponga de mejores herramientas para impedir, por ejemplo, al rastreo de la localización por GPS por parte de aplicaciones como Facebook, Chrome y las de mensajería.

-Cuidado, las ROM personalizadas de Android no son el paraíso

Como ya dijimos cuando publicamos los motivos para usar Android en lugar de iOS, la principal virtud del sistema operativo de Google es la personalización, cosa que en algunas ROM personalizadas queda reforzada, incluso puede que muy reforzada dependiendo del caso.

Sin embargo, y a pesar de las virtudes que ofrecen, esto no quiere decir que todas las ROM sean buenas, sino que más bien hay que saber elegir cuál es la mejor para el dispositivo en posesión del usuario. Aquí nos topamos con la dinámica de las distribuciones Linux, donde hay una gran cantidad de proyectos mantenidos por muy pocas personas y que por lo tanto es muy probable que no sean capaces de ofrecer soluciones y soporte ante las incidencias.

Si uno no sabe qué ROM instalar, lo suyo es ir a lo fácil, o sea, recurrir a los proyectos más grandes, que sobre el papel cuentan con más recursos para resolver bugs, incidencias y ofrecer ayuda a los usuarios que tengan dudas o problemas. Retomando las distribuciones Linux, se puede mencionar el ejemplo de por qué es recomendable emplear las más populares en lugar de recurrir a pequeños proyectos para jugar.

-Algunas de las ROM de Android más populares

No podemos hablar de las ROM personalizadas de Android sin mencionar al menos algunas de las más populares. Vaya por delante que en la siguiente lista solo mencionaremos unos pocos ejemplos que tendrían que cubrir las necesidades de los usuarios para distintos (pocos) contextos:

LineageOS: Posiblemente la ROM más conocida, sobre todo porque es la heredera de la desaparecida CyanogenMod. Algunos le critican que no es la más diligente a la hora de introducir cosas nuevas, pero tiene a su favor que soporta una gran cantidad de dispositivos. Desde hace años se mantiene como un proyecto comunitario y de código abierto, lo que garantiza su independencia frente a las empresas.

Pixel Experience: Para muchos, la mejor ROM en la actualidad. Además de soportar una gran variedad de dispositivo, destaca, como bien insinúa su nombre, por llevar características de los smarthpones Pixel de Google como Assistant, el soporte de GCam y los fondos de pantalla de Pixel a otras marcas de móviles como Xiaomi, Realme, ASUS o Samsung.

Corvus: Aquí empezamos a adentrarnos en un terreno más conceptual debido a que se trata de una ROM más orientada al gaming. Para cumplir con su cometido se encarga, al menos presuntamente, de optimizar el uso de los recursos del dispositivo, y entre sus características destaca la posibilidad de usar diversos kernels orientados a los juegos como Ryzen e Hydra. También cuenta con personalización de fuentes, programación de temas, funciones de pantalla de bloqueo y más.

Revenge OS: Basada directamente en AOSP, se centra en servir poco más que los componentes esenciales para que así sea ligera y esté más ordenada de cara al usuario. En consecuencia, tenemos un sistema operativo con tendencias de diseño hacia el minimalismo y con un acabado elegante.

Arrow OS: También basada directamente en AOSP, es un sistema operativo liviano con algunas características interesantes, como la navegación por gestos de Android 10, la pantalla de Recientes y una opción para elegir el color de énfasis del sistema, mosaicos de configuración rápida personalizado, accesos directos a la pantalla de bloqueo, protección privacidad obtenida de LineageOS y una sección de llamadas personalizada.

Como ya hemos dicho, estos son solo unos ejemplos que hemos recopilado. A la hora de la verdad, esto es como cuando se pregunta por la mejor distribución Linux. Uno siempre recomienda las más populares y conocidas, pero luego el usuario descubre que la que mejor le va es otra que probablemente no acapare tanto del foco mediático.

Dicho con otras palabras, descubrir cuál es la mejor ROM personalizada de Android para ti es algo que solo podrás averiguar investigando y probando.

-Una conclusión para finalizar

Como vemos, el uso de una ROM personalizada de Android no solo permite prolongar la vida útil de un dispositivo móvil que ha sido descontinuado por su fabricante, sino que también abre vías para mejorar la experiencia de usuario en caso de no estar contento e incluso de adaptarlo mejor al contexto para el que más se utiliza.

La naturaleza software libre originaria de Android permite la introducción de muchas posibilidades y enfoques, pero es una lástima que su permisiva licencia y las enormes libertades concedidas por Google hayan derivado en un poder excesivo por parte de los fabricantes, que en su gran mayoría aplican agresivas políticas de obsolescencia programada.

¿Te han entrado ganas de instalar una ROM de Android? Puedes consultar nuestros tutoriales sobre cómo instalarlos y los conceptos básicos de ADB, donde encontrarás materiales que te serán de gran ayuda para ese cometido, aunque no olvides consultar también las instrucciones y la documentación de la ROM de tu elección.