8 de febrero de 2023

Microsoft ha publicado una actualización para así poder facilitar la transición de Windows 10 a Windows 11

Microsoft quiere impulsar en lo máximo posible el uso de Windows 11, aunque su último sistema operativo tiene implementado a modo de requisitos una serie de limitaciones que impiden a muchos poder usarlo de forma oficial.

Sin embargo, la compañía insiste en su apuesta y ha publicado una actualización fuera de banda para Windows 10, KB5020683, para “mejorar la experiencia out of the box (OOBE)” en las versiones 2004, 20H2, 21H1, 21H2 y 22H2 en sus ediciones Home y Profesional, además de brindar “a los dispositivos elegibles la opción de actualizar a Windows 11 como parte del proceso OOBE. Esta actualización estará disponible solo cuando se instale una actualización OOBE”.

Como vemos, el gigante de Redmond es consciente de las limitaciones que ha implementado en Windows 11, cosa a la que se suma el hecho de que KB5020683 solo ha llegado a las ediciones Home y Profesional de Windows 10. Cuando se refiere a “dispositivos elegibles”, es obvio que hace referencia a aquellos que tengan características como TPM 2 a nivel de placa base, las cuales son requeridas para hacer funcionar Windows 11 sobre una computadora al menos oficialmente.

El uso de características como TPM 2 por parte de Windows 11 es un intento por parte de Microsoft de mejorar la seguridad del sistema empleando los mecanismos que han sido implementados en las placas base durante el transcurso de los años, sobre todo a partir de la consolidación de UEFI. Esta política ha hecho que algunas voces hayan acusado a la corporación de llevar a cabo prácticas de obsolescencia programada (o más bien obsolescencia forzosa) para obligar a la gente a comprar equipos nuevos cuando los que tienen son capaces de cumplir más que de sobra en términos de potencia.

Aquí el caso más sonado es la recomendación de comprar un PC nuevo como la mejor forma de actualizar de Windows 8.1 a Windows 11. Por otro lado, y aunque Microsoft se está llevando todos los palos, en Linux también se está fomentando el uso de TPM 2 como forma de reforzar la seguridad, aunque en el sistema de código abierto, al menos por ahora, es solo una recomendación y no una imposición.