24 de mayo de 2022

Microsoft está trabajando en la siguiente actualización para Windows 11 que podría estar disponible para 2023

Los rumores corren que en las últimas informaciones que tenemos a mano y en base a las compilaciones enviadas a los insider, la 22H2 se encuentra en su fase final de desarrollo. Eso quiere decir que en estos momentos la firma está acabando con los últimos retoques de la actualización y resolviendo los errores que van apareciendo.

De hecho, se especula con el hecho con que su lanzamiento se produzca a finales de este verano en lugar de en los meses de octubre o noviembre, que es lo habitual. A todo esto, le podemos sumar que, como os mencionamos, en estos instantes la empresa está trabajando en la gran actualización que verá la luz el próximo año. Esta es una afirmación que podemos deducir por la advertencia de Microsoft acerca de compilaciones inestables que están a punto de llegar.

Como es de suponer las mismas pertenecen a la fase de preparación de Windows 11 23H2. Al mismo tiempo han enviado un correo en el que advierten a los usuarios del programa Windows Insider que estas build inestables y con errores pronto comenzarán a desplegarse en el canal Dev. Claro está, la razón de todo ello no puede ser otra que la inminente llegada las primeras versiones de Windows 11 23H2. Como probablemente ya sepáis, el sistema Windows 11 se actualizará una vez al año con nuevas actualizaciones de características. Por tanto, en unos meses se espera el despliegue de la conocida como 22H2.

-Está en proceso desarrollo la actualización 23H2 de Windows 11 para 2023

Al mismo tiempo debemos tener en consideración que los insider del canal Beta seguirán recibiendo los últimos lanzamientos de la 22H2. Igualmente, los del canal Dev pasarán a una nueva rama para ayudar a la compañía a dar forma a la versión 23H2 de Windows 11 de la que os hablamos. Hay que tener en cuenta que en un principio el Canal Dev no está vinculado a ninguna versión en particular. Con todo y con ello los próximos cambios aquí pertenecerán consumidores a la versión para el año que viene del nuevo sistema operativo.

Se puede decir que estas compilaciones no tendrán cambios interesantes, al menos inicialmente. La principal razón de ello es que esta versión se encuentra todavía en una fase muy temprana de desarrollo. No habrá nuevas funciones en un principio, algo que se espera que cambie significativamente con el tiempo. Tal y como es de esperar, estas primeras builds estarán repletas de fallos con los que los insider tendrán que lidiar y reportar.

Aquí hablamos de errores críticos con pantallazos azules en algunos casos. Esto se traduce en que todos aquellos que no quieran encontrarse con estos errores graves, tendrán que pasar al canal Beta lo antes posible. Sea como sea, todo ello en conjunto permite a los usuarios inscritos en este programa, probar las últimas novedades enviadas a Windows 11 antes que nadie. La fiabilidad de las compilaciones que se reciban dependerá del canal al que estén suscritos.