8 de febrero de 2023

Microsoft está realizando una investigación las actualizaciones lentas que se están produciendo en versiones previas de Windows 11

La compilación previa 25276 de Windows 11 Insider (Windows 11 Insider Preview Build 25276) ha traído algunas novedades interesantes como una nueva característica de volcado de memoria añadida al Administrador de Tareas, actualizaciones en la configuración del almacenamiento en la nube, además de algunas correcciones. Sin embargo, también tiene una lista problemas abiertos que Microsoft está intentando resolver.

Uno de los problemas reportados de la compilación previa 25276 de Windows 11 Insider es que algunos usuarios están viendo que las actualizaciones toman más tiempo de lo normal. Brandon LeBlanc, Gerente de Programa Senior del Equipo de Programa de Windows Insider y por ende empleado de Microsoft, ha salido al paso para decir que la compañía se encuentra investigando el problema para hallar una solución.

Windows no ha tradicionalmente sido un sistema muy apreciado por su mecanismo de actualización, el cual puede terminar siendo tedioso principalmente por el hecho de que llega a requerir de varios reinicios para completar el proceso. Eso deja al usuario sin la seguridad de si al día siguiente podrá usar su computadora con normalidad desde el principio, incluso después de organizarse para dejar el proceso de actualización para el final del día anterior.

Microsoft ha reconocido otros problemas de la compilación previa 25276 de Windows 11 Insider. Uno de ellos consiste en el hecho de que el reconocimiento facial con Windows Hello no funciona en los equipos con procesador ARM, aunque eso por suerte puede ser resuelto manualmente empleando la ruta del PIN de Hello. Otros problemas consisten en varios usuarios de Insider que están experimentando cuelgues cuando usan el navegador y ciertas aplicaciones y que la barra de tareas a veces se recorta a la mitad cuando se usa la versión de la herramienta optimizada para tabletas, cosa que también puede darse en monitores secundarios.

A estas alturas debería ser bien conocido que el programa Insider no es la rama estable del sistema operativo, así que los usuarios que se han adherido a él deben ser conocedores de los riesgos que asumen. Eso sí, eso no quiere decir que Microsoft se ponga de perfil ante los problemas, ya que una de las cosas que aporta el programa Insider es la detección temprana de fallos y problemas antes del despliegue oficial para todos los usuarios.

Eso sí, a pesar de que el programa Insider va dirigido a pulir cosas, eso no quita que la rama estable de Windows 11 esté dando aparentemente más problemas de los deseados, hasta el extremo que Microsoft ha dado un paso al frente para intentar disipar las dudas que hay sobre las capacidades del último despliegue en un área tan sensible para la compañía como el gaming.