28 de noviembre de 2022

Microsoft confirmó la eliminación por completo Internet Explorer en febrero

Internet Explorer se ‘despidió’ de manera ‘definitiva’ el pasado 15 de junio, como te contamos aquí, aunque también te contamos en su momento cómo podías seguir utilizándolo, aunque fuera a través de Edge. Algo que, en verdad, solo tiene sentido en circunstancias muy particulares, pero que han sido contempladas por Microsoft, para evitar los posibles problemas que podrían darse.

Sin embargo, por sorprendente que pueda parecer, todavía hay muchos usuarios que siguen utilizando Internet Explorer. Según los datos de StarCounter, hablamos de algo menos de un 1%, que puede parecer poca cosa. Pero claro, si nos planteamos que casi uno de cada cien ordenadores conectados a Internet se mantiene usando este navegador, vemos que en realidad estamos hablando de un número bastante superior al que cabría pensar inicialmente.

Esto te explicará la razón por la que he empleado las comillas en el primer párrafo de esta noticia, y es que parece que, para muchos usuarios, Internet Explorer sigue siendo su primera opción, pese a que hablamos de una aplicación ya totalmente obsoleta, y que en el caso de usuarios que necesitan compatibilidad con el mismo, pueden recurrir al modo IE que incluye Edge. Algo que, evidentemente, no gusta en Microsoft, y que por lo tanto pretenden evitar.

Así, tal y como podemos leer en su web oficial, Microsoft deshabilitará por completo Internet Explorer en febrero, para en ciertas versiones de Windows. Para tal fin, las actualizaciones de seguridad acumulativas de febrero de 2023 desactivarán Internet Explorer 11 de forma permanente, el segundo Patch Day de 2023 deshabilitará el navegador en los dispositivos con Windows 10. Con esta medida, Microsoft espera acabar, esta vez sí, con toda presencia de Internet Explorer en dispositivos con las dos últimas versiones de su sistema operativo.

La fecha elegida para esta actualización es el 14 de febrero de 2023 (fecha fácil de recordar, ¿verdad?) y, claro, Microsoft dirige su mensaje exclusivamente a los usuarios profesionales, es decir, los que aún lo utilizan en el entorno corporativo, ‘Se recomienda encarecidamente configurar el modo IE en Microsoft Edge y deshabilitar IE11 antes de esta fecha para asegurarse de que su organización no experimenta interrupciones empresariales’.

Siempre es buen momento para recordar que, a día de hoy, Internet Explorer es un desarrollo absolutamente obsoleto y, por tanto, innecesario: lento; incompatible con estándares; inseguro por defecto y sin las capacidades de Microsoft Edge, que es la referencia de Microsoft en navegación web.