9 de febrero de 2023

Microsoft anuncia el fin de las actualizaciones de seguridad y soporte técnico

Comienza la cuenta atrás para millones de usuarios de Windows 7 hasta la versión de Windows 8.1, ya que Microsoft acaba de anunciar el fin de las actualizaciones para estos dos sistemas operativos de Windows, a partir de este próximo 10 de enero. Esto implica que, por ejemplo, Windows 8 también dejará de recibir soporte.

Así lo anuncia Microsoft en su nota de prensa: «Después del 10 de enero de 2023, Microsoft ya no proporcionará actualizaciones de seguridad ni soporte técnico para Windows 8.1. Es posible que pueda actualizar su dispositivo Windows 8.1 a una versión más reciente de Windows, pero recomendamos mejor opción es cambiar a un nuevo PC que pueda ejecutar Windows 11».

En pocas palabras, este 10 de enero, estos antiguos sistemas operativos recibirán su última actualización de seguridad y soporte técnico por parte del famoso fabricante de software y, aunque ya se planteó acabar con Windows 7 en 2020, este ha conseguido sobrevivir hasta el 2023.

Además de Microsoft, algunas aplicaciones y servicios dejarán también de dar soporte a Windows 7 y Windows 8.1. El pasado mes de octubre, Google anunció que Chrome 109 sería la última versión del navegador compatible con Windows 7 u 8.1. El navegador seguirá funcionando, pero será necesario ejecutar Windows 10 o Windows 11 para descargar Chrome 110 o superior.

-¿La buena noticia? Actualizar a Windows 10 o Windows 11 (si es que tu PC te lo permite)

El gran problema de este cambio es que hablamos de que, según The Verge, en la actualidad hay más de 100 millones de usuarios que actualmente usan alguna de estas versiones del sistema operativo.

Sin embargo, el fin de soporte implica graves riesgos de seguridad para tu PC. Esto implica que se dejará de proporcionar actualizaciones del sistema operativo. Se acabaron las actualizaciones automáticas, los parches, la línea de ayuda a la que llamar y con esto empiezan a producirse problemas de seguridad por este motivo.

Siempre que tu ordenador no sea demasiado antiguo, es bastante probable que cumpla los requisitos del sistema operativo para Windows 10, al menos. Necesitarás al menos 1 GB de RAM, 16 GB de almacenamiento, un procesador de 1 GHz y una tarjeta gráfica compatible con DirectX 9 o posterior.

Ahora bien, el gran problema viene cuando tu equipo no cumple los requisitos del sistema para Windows 10 o Windows 11, por lo que será hora de empezar a considerar la compra de un nuevo PC.

Y es que, sin correcciones regulares de errores y actualizaciones de seguridad de Microsoft, estás poniendo en riesgo tus datos privados al seguir utilizando software obsoleto. Sea como sea, asegúrate de que todos los dispositivos Windows que poseas estén ejecutando Windows 10 o Windows 11 antes del 10 de enero.