26 de junio de 2022

Microsoft afirma que Windows 11 está preparado  para las actualizaciones masivas

Si bien Windows 11 se lanzó hace ya siete meses, los exigentes requisitos del sistema (tanto TPM 2.0 como la necesidad de utilizar procesadores de las generaciones más recientes), además de algunos problemas relacionados con componentes y controladores, se tradujeron en un despliegue inicial más lento de lo esperado

-Actualmente, Microsoft ya corrigió los errores conocidos de Windows 11

A lo largo de los últimos meses, Microsoft ha ido corrigiendo uno a uno los errores conocidos que limitaban el funcionamiento de Windows 11 en ordenadores cuyo hardware, pese a ser compatible con el sistema, presentaba pantallazos azules o mal funcionamiento.

Los errores se detallaban en la sección «estado de lanzamiento» del sistema. La buena noticia es que esta página anuncia que todos los problemas conocidos han sido mitigados o resueltos, lo que significa que el sistema está preparado para funcionar en todos los ordenadores compatibles.

Este nuevo estado de implementación del sistema alcanza tanto a los usuarios domésticos como a los corporativos. De esta forma, quienes tienen ordenadores que no son administrados por una compañía y cumplen con los requisitos del sistema podrán instalar la actualización a través de Windows Update. Los administradores de sistema de entornos corporativos, por su parte, podrán desplegar actualizaciones masivas con mayor seguridad ya que la tasa de fallos a la hora de pasar de Windows 10 a Windows 11 se ha reducido considerablemente.

Aunque estamos en la fase de despliegue masivo de Windows 11, los usuarios que deseen actualizarse desde Windows 10 deberán contar con la versión versión 2004 o posterior de este sistema. Para ello, tan solo deberán tener las actualizaciones de Windows 10 al día.

No obstante, puede que algunos usuarios, pese a cumplir con todos los requisitos, sigan encontrando inconvenientes para actualizarse. Esto puede deberse a las llamadas «retenciones de protección». Se trata de problemas puntuales que impiden iniciar el proceso de actualización.  En estos casos, cuando se intente actualizar, el sistema y mostrará un mensaje en el que se detallará la causa del problema y una posible solución.

El abanico de problemas es muy variado, desde un controlador incompatible hasta una configuración específica.  Recordemos que la aplicación Comprobación de estado del PC es una buena herramienta para comprobar si nuestro ordenador es compatible con el sistema operativo más reciente de Microsoft.

Tan solo es necesario instalarla y ejecutar un análisis que nos brindará información detallada. El despliegue masivo de Windows 11 llega poco antes de que la versión 22H2 ‘Sun Valley 2’ esté terminada. Todo parece indicar que en las próximas semanas se producirá el despliegue de la primera actualización anual del sistema, que llegará con nuevas características y correcciones de errores.