3 de diciembre de 2022

Mediante la Barra de favoritos de Linux, mejora inmensamente tu trabajo

Solamente debemos necesitar tener en consideración que hace solo unos años migrar a un sistema operativo de estas características estaba limitado a unos cuantos profesionales. Pero esta limitación en gran medida se ha logrado solventar en los últimos tiempos. Con esto lo que se logra es que todos aquellos que no estén convencidos con Windows de Microsoft, puedan migrar a una alternativa de código abierto sin problemas.

Además, muchos de sus funcionamientos a nivel de interfaz son muy similares, de ahí que multitud de usuarios se atrevan a probar alguna distribución Linux. A todo ello le podemos sumar la amplia compatibilidad de aplicaciones de la que disponemos en estos instantes. Así, en la mayoría de los casos podremos seguir utilizando nuestros programas favoritos, aunque hayamos migrado a Linux.

De hecho, en estas líneas nos vamos a centrar en un elemento integrado en el sistema de código abierto que os resultará muy útil. Podríamos decir que es el equivalente a la Barra de tareas que encontramos en el sistema de Microsoft. En concreto nos referimos a la Barra de favoritos con la que podemos interactuar para mejorar la experiencia en Linux. También conocido como Dock, este es un elemento que nos permite acceder de manera directa a las aplicaciones más usadas. Evidentemente dispone de algunos interesantes parámetros personalizables que podemos ajustar y mejorar.

-Aprovecha en sacar el máximo provecho a la Barra de favoritos de Linux

En muchas de las distribuciones actuales, nos encontramos con esta Barra de favoritos en la parte izquierda del escritorio de manera predeterminada. Sin embargo, esto es algo que podemos modificar de forma sencilla con tan solo abrir la ventana de configuración del sistema operativo. De entre los muchos apartados que nos encontramos aquí, el que nos interesa en este caso es el llamado Apariencia.

Mencionar que existen cosas aquí tendremos la posibilidad de colocar esta Barra de favoritos que os comentamos en la ubicación del escritorio que deseemos. Pero eso no es todo, sino que al mismo tiempo tendremos la posibilidad de especificar el tamaño de los iconos o accesos directos que situemos aquí. Dependiendo del número de accesos a programas que usemos desde este apartado, podremos aumentar o disminuir su tamaño.

Otra opción muy interesante que podemos configurar desde este apartado es la posibilidad de ocultar esta barra de forma automática. Además, esta manera tan solo aparecerá cuando pasemos el cursor por la ubicación del escritorio establecida anteriormente. Cuando estemos realizando otras tareas, la misma se ocultará por sí sola dejándonos más espacio de trabajo.

Igualmente podremos establecer la pantalla de Linux en la que deseamos ver este elemento si trabajamos con múltiples monitores. De igual modo es interesante saber que tenemos la posibilidad de añadir o eliminar programas de esta Barra de Favoritos muy fácilmente. Basta con que pinchemos con el botón derecho del ratón sobre el icono con el que deseamos interactuar para añadirlo o eliminarlo de esta barra.