28 de noviembre de 2022

La VPN de Google One llega a Windows y Mac

Los servicios de redes VPN se están convirtiendo para muchos en un imprescindible para aumentar su seguridad en la red, sobre todo al estar conectados a servicios Wifi que son públicos. Este boom hizo que proliferaran muchos servicios VPN de uso gratuito, aunque siempre hay que tener mucho cuidado de cuáles son de fiar y cuáles no. Ahora Google se embarca también en las VPN con una aplicación que ya está disponible en Mac y Windows.

Este servicio de VPN no es completamente nuevo, ya que el año pasado vimos cómo llegó a los dispositivos iOS y Android. Ahora se convierte en una aplicación para cualquier tipo de ordenador para garantizar la seguridad en la red. Esta funcionalidad se agrega al plan de suscripción de Google One que hasta ahora proporcionaba un mayor almacenamiento dentro de Google Drive de manera principal.

-Google One se enriquece con un nuevo servicio VPN

Hay que destacar que esta VPN, en palabras de Google, se va a centrar en enmascarar el tráfico y la dirección IP del dispositivo. De esta manera se reduce el seguimiento que se pueda a través de la red y proporcionar protección cuando se está usando una red Wifi pública. Pero en ningún caso la compañía va a rastrear nuestra actividad o vender datos en línea. Esto es algo que quedará demostrado en una futura auditoría externa del servicio.

Para poder acceder a la aplicación será necesario contar con una suscripción al plan prémium de Google One. Este es el que ofrece un total de 2 TB de almacenamiento, dejando de lado el plan básico y estándar. Si bien, el hecho de contar con esta VPN no incrementa el precio de la suscripción que se tiene en la actualidad.

Si estás dentro de este plan, simplemente vas a tener que acceder a la web de Google One y pulsar sobre el apartado Beneficios. Aquí encontrarás las opciones de protección VPN para proceder a descargar la app para Windows o macOS. Si bien, en el caso de tener un Mac vas a tener que conceder los permisos para editar los datos de la configuración VPN.

Una vez hecho esto, la aplicación simplemente te permitirá activar un conmutador para pasar a estar protegido por la red VPN y tener una navegación privada. Para conocer si está activado o no, se incluye un testigo en la barra de tareas inferior de Google o en la barra superior de macOS. En el caso de que esté activado aparecerá coloreado en verde.

Si bien, se echa de menos poder seleccionar concretamente desde que ubicación se va a realizar la conexión. Sobre todo, encaminado para poder viajar con esta VPN a países donde algunos servicios están capados como ocurre en China con la propia Google. Aunque es posible que con el hecho de camuflar la ubicación por IP funcione correctamente en estos casos.