28 de noviembre de 2022

La serie Odyssey de Samsung ha presentado sus nuevos monitores gaming

La integración nativa de Samsung Gaming Hub en estos tres modelos permitirá a los usuarios el acceso a los servicios de transmisión en la nube Xbox Cloud Gaming, Google Stadia, Amazon Luna y Nvidia GeForce Now.

Odyssey Ark es la opción más destacada por cuanto de trata del primer monitor curvo 1000R de 55 pulgadas del mundo, capaz de ofrecer la experiencia de juegos más inmersiva que cualquier otro monitor orientado a los juegos disponible en el mercado, contando además con una frecuencia de actualización de 165 Hz, un tiempo de respuesta de 1 milisegundo, y compatible con AMD FreeSync Premium Pro.

El nuevo modo de cabina, combinado con el soporte de altura ajustable (HAS) y la función de inclinación y giro, permitirá a los usuarios establecer la posición del monitor que mejor le puedan convenir.

A ello se une el control preciso de imagen gracias a la tecnología Quantum Matrix, una pantalla con protección antideslumbrante y antirreflejos, además de un sistema de sonido cinematográfico compuesto por cuatro altavoces y dos subwoofers centrales.

Además de integrar Samsung Smart Hub, también cuenta con la integración de SmartThings, para controlar otros dispositivos conectados, y acceso a Samsung TV plus, su oferta gratuita de canales de televisión, complementando así sus facetas de entretenimiento.

También llama la atención que:

Odyssey Ark está equipado con Ark Dial, un controlador alimentado por energía solar exclusivo de la pantalla Ark, que permite un control rápido y sencillo de configuraciones como Flex Move Screen, Multi View, Quick Settings y Game Bar. Además de Al estar equipado con un panel solar, el Ark Dial también se puede cargar mediante una conexión USB Tipo-C.

Pero además de Odyssey Ark, también llegan Odyssey G70B y G65B, monitores gaming capaces de crear un entorno de oficina para funcionar incluso sin necesidad de depender de un ordenador.

A este respecto, indican que:

Los monitores se conectan convenientemente con varios dispositivos y servicios de TI, todo desde una pantalla para un entorno de trabajo ultraeficiente. Los usuarios pueden conectarse de forma inalámbrica a una PC con Windows o Mac, usar Samsung DeX, reflejar la pantalla de un teléfono inteligente en el monitor usando Apple AirPlay 2 y acceder a los servicios en la nube de Microsoft 365. Los usuarios también pueden ver los últimos programas en Netflix, Amazon Prime y otros proveedores de servicios OTT (over-the-top) líderes.

Estos monitores también admiten control por voz a través de Bixby y Amazon Alexa gracias a la integración de un micrófono de alta sensibilidad, e incluso también permite el acceso a los servicios de transmisión en la nube de Xbox, NVIDIA GeForce NOW, Google Stadia, Utomik y Amazon Luna (solo en EE. UU.).

En los referente a juegos, estos modelos cuenta con Game Bar, una herramienta que permite a los usuarios ver rápidamente el estado de la configuración de los juegos y modificar el tiempo de respuesta o la relación de pantalla, además de contar con el modo Game Picture, evitando tener que salir de los juegos para revisar las configuraciones.

El Samsung Odyssey G70B está disponible en opciones de 27 y 32 pulgadas con pantalla plana IPS con soporte para la resolución 4K a 144 Hz y tiempos de respuesta de 1 ms de gris a gris (GtG), mientras que el Samsung Odyssey G65B es un monitor de pantalla curva (1000R) disponible en opciones de 27 y 32 pulgadas con soporte para la resolución de 1440p a 240 Hz.