9 de febrero de 2023

La fragmentación en Android, porque es tan importante

La fragmentación en Android se mantenido como uno de los problemas más importantes de dicho sistema operativo, y es una realidad que no ha cambiado con el paso de los años. Hace unos años la propia Google se encargaba de suministrar información oficial con datos de la cuota de mercado que tenía cada versión, pero en 2018 decidió restringirla y se limitó a uso interno.

Como consecuencia de esa decisión no fue posible hacer un seguimiento fiable a la tasa de adopción que tenían en cada momento las distintas versiones de Android.  Por suerte, desde 2020 9to5Google ha tenido acceso a esa información y la ha ido publicando de forma periódica, algo que nos ha permitido descubrir cómo ha ido evolucionando la situación en los últimos dos años.

Los datos más recientes que tenemos son los de enero de 2023, y como podemos ver en la gráfica adjunta esta confirma que, en líneas generales, se ha normalizado la fragmentación en Android. No es algo nuevo, los que nos leéis a diario sabréis que esa fragmentación es la regla general desde hace mucho tiempo, y que se debe a que Google no ha impuesto a los grandes vendedores de smartphones la obligación de actualizar sus terminales siguiendo un ritmo concreto y homogéneo.

Bien, ¿y cómo se encuentra el ecosistema Android a día de hoy? Pues como podemos ver en la imagen adjunta la cuota de mercado está todavía muy repartida. Es cierto que hay versiones muy antiguas que tienen una presencia mínima a día de hoy, pero no deja de ser curioso que sistemas operativos como Android Lollipop cumule, en sus versiones 5.0 y 5.1, un total del 2,1% del mercado. Android 9 mantiene todavía un enorme 13,20%, de hecho, es una versión más utilizada que Android 13, que es la más actual.

Lideran el mercado Android 11 con un 24,4%, Android 10 con un 19,50% y Android 12 con un 18,9%. En total, suman un 62,8%, una cifra que subiría al 67,8% si le sumamos la cuota de mercado de Android 13. Esto quiere decir que casi un 70% de los smartphones basados en el sistema operativo de Google utilizan una versión que podemos considerar como «actual», entre comillas porque Android 10 no llega a encajar del todo en esa calificación, puesto que llegó al mercado en 2019, es decir, es un sistema operativo que en septiembre cumplirá cuatro años.

Esta gráfica también confirma que el crecimiento de la cuota de mercado de cada nueva versión de Android suele ser bastante lento, y que al final muchos usuarios continúan utilizando su smartphone, aunque este haya quedado obsoleto a nivel de sistema operativo, y de que ya no reciba soporte. Qué puedo decir, también es algo normal, ya que al final la mayoría de los smartphones de gama alta basados en Android tienen un hardware tan potente que son capaces de mantener un excelente nivel de rendimiento incluso después de varios años. Es importante destacar, antes de terminar, que esta realidad también ha hecho que cada vez más usuarios empiecen a buscar sistemas operativos alternativos a Android.