19 de agosto de 2022

Huawei MateStation X: es una pantalla táctil con una oda a la productividad

En Huawei han renovado su catálogo con portátiles como el MateBook X Pro o con tabletas convertibles como la MateBook E, pero además tienen nuevo equipo en formato Todo-en-Uno. Es el Huawei MateStation X, un producto que llama la atención por su pantalla táctil, que tiene una diagonal destacable pero que sobre todo sorprende por adoptar el formato 3:2.

No es la única sorpresa de este PC de sobremesa que compite con el iMac y que lo hace con la garantía de los potentes procesadores Ryzen 5000H de AMD. No es un equipo orientado a gamers, sino más bien a aquellos que gustan de trabajar con una sola aplicación en pantalla. Una que además se verá estupendamente en esa pantalla con resolución 4K+.

-Ficha técnica del Huawei MateStation X

-Un diseño marcado por el formato 3:2

El nuevo Huawei MateStation X hace uso de un diseño en el que hay una característica especialmente llamativa: un formato de pantalla 3:2, mucho más «cuadrada» y que claramente orienta el equipo a escenarios de productividad.

Es algo que hemos visto en tabletas y portátiles desde hace tiempo, pero había poca presencia de monitores, Huawei tiene alguno, de hecho o de equipos. Todo en uno con este formato. La idea aquí es clara: trabajar con aplicaciones maximizadas y disfrutar de un área de visión que invita a enfocarnos solo en una tarea y una ventana.

Eso tiene sus ventajas, claro, pero también sus desventajas. Es perfectamente posible aprovechar el monitor para tener más ventanas en pantalla, su resolución desde luego da juego aquí, pero por ejemplo no es una pantalla que esté pensada para videojuegos o para consumir contenidos multimedia.

Podremos hacer ambas cosas, desde luego, pero en este formato esas experiencias están algo limitadas. Al ver series o películas que adoptan formatos panorámicos tendremos que convivir con grandes barras negras flanqueando al vídeo.

En ese diseño además la pantalla, que ocupa un 92% de la parte frontal, cuenta con unos marcos muy finos: apenas 8,5 mm en los laterales y superior, y 11,8 mm en el borde inferior. Al panel se le han aplicado cinco capas de elementos que reducen los reflejos.

La inclinación de la pantalla se puede controlar de forma sencilla, y el soporte o peana tiene un aspecto sólido y contundente. En ese diseño destaca un acabado casi totalmente liso, la parte trasera solo está «manchada» con el logotipo de Huawei, y los puertos están en la peana para liberar la pantalla de ese tipo de conexiones.

-Potencia silenciosa y pantalla que te invita a tocarla

La propuesta hardware del nuevo PC de sobremesa de Huawei destaca por esa pantalla con diagonal y resolución fantásticas y que además tiene una característica llamativa más: es táctil, algo poco usual en equipos de este segmento.

Además contamos con la presencia de los procesadores AMD Ryzen de la serie 5000H, que cuentan con fotolitografía FinFET de 7 nm y que cuentan con TDPs de 35 y 45 W según modelo.

Eso es una garantía frente a la serie U utilizada en ultraportátiles y que está limitada a TDPs de 15 W. La serie 5000H da por tanto mayor margen de maniobra para escenarios más ambiciosos, y la microarquitectura Zen 3 es la otra gran garantía para contar con equipos que proporcionan mucha alegría a la hora de trabajar con virtualmente cualquier aplicación.

Es también relevante que hayan acompañado el equipo con 16 GB de RAM y con una unidad SSD con 1 TB de capacidad. No parece haber opciones de expansión, algo que sería deseable pero que es poco común en equipos Todo-en-Uno por su construcción y diseño.

Lo que sí tenemos son buena sopciones en el área de la conectividad, Wi-Fi 6 es la norma desde hace un tiempo, y en los puertos disponibles, con dos USB-C y otros dos USB-A que dan capacidad para conectar todo tipo de periféricos.

Hay además un último apunte importante en el que Huawei hizo hincapié: estamos ante equipos especialmente silenciosos cuando están en funcionamiento: su sistema de refrigeración hace que el ruido generado no supere los 20 decibelios según el fabricante.

Todos esos elementos hacen del MateStation X una alternativa interesante que cuenta con la webcam en el marco superior, a pesar de su delgadez. Esa cámara se ve asistida por un sistema de micrófonos y además tres altavoces para disfrutar de contenidos de audio y multimedia.

En la propuesta software contamos con Windows 10 Home preinstalado pero actualizable gratuitamente a Windows 11, curioso que en Huawei no lo hayan preinstalado directamente. Además el fabricante destaca la presencia de Huawei Share, su tecnología para que este equipo y otros dispositivos de Huawei trabajen de forma conjunta.