19 de agosto de 2022

Huawei MateBook E: esta pantalla OLED es la más ambiciosa que hemos visto en un portátil de esta marca

Esta marca china no solo ha mimado su construcción en aleación de magnesio y fibra de vidrio; también lo ha dotado de la pantalla más ambiciosa que hemos encontrado hasta ahora en un ordenador portátil de Huawei. No obstante, esto no es ni mucho menos todo.

La otra baza que va a permitir a este convertible lidiar de tú a tú con los equipos de la competencia que tienen una ambición similar es sin lugar a dudas la experiencia que nos propone. Y en ella juega un papel muy importante el nuevo lápiz digital de esta marca, que nos promete ser más preciso y más rápido que nunca. Así se las gasta este interesantísimo MateBook E.

-El auténtico corazón de este equipo es su pantalla OLED FullView

Os propongo que antes de que indaguemos en las características del panel orgánico de este ordenador portátil convertible echemos un vistazo a sus especificaciones. Huawei ha optado por integrar un procesador Intel Core de 11ª generación, y no cabe duda de que es una buena opción, aunque en mi opinión habría sido preferible apostar por uno de los nuevos Intel Core de 12ª generación con microarquitectura Alder Lake.

Por otro lado, su lógica gráfica Iris Xe integrada en la CPU debería ser suficiente para resolver sin problema los escenarios de uso en los que encaja este equipo. Además, la versión más ambiciosa incorpora 16 GB LPDDR4x y una unidad SSD de 512 GB con interfaz PCIe NVMe. En la tabla que publicamos encima de estas líneas podemos ver que su conectividad no está nada mal, aunque es una lástima que incorpore Wi-Fi 6 y Bluetooth 5.1, y no Wi-Fi 6E y Bluetooth 5.2.

Ahora sí, vamos con su pantalla. El panel OLED de 10 bits de este convertible tiene un tamaño de 12,6 pulgadas y una resolución de 2560 x 1600 puntos. Según Huawei su capacidad máxima de entrega de brillo es de 600 nits, una cifra que no es impactante, pero que no está nada mal si tenemos presente que la profundidad de los negros de las pantallas con panel orgánico contribuye a que las zonas más brillantes de cada fotograma sean más convincentes.

La relación de contraste típica de la pantalla OLED de este equipo es la que cabe esperar: 1 000 000:1. Nada que objetar en este ámbito. Además, Huawei asegura que este panel consigue cubrir el 100% del espacio de color DCI-P3, y también que la precisión con la que reproduce el color es Delta E < 1 (que es una precisión muy alta), por lo que, sobre el papel, debería resolver la colorimetría de una forma sobresaliente. Lo comprobaremos cuando tengamos la oportunidad de analizarlo.

-Esta es la experiencia que nos propone Huawei con este convertible

Como he mencionado en las primeras líneas de este artículo, el recinto de este ordenador portátil está fabricado en aleación de magnesio y fibra de vidrio. Es evidente que los ingenieros de Huawei han elegido estos materiales para maximizar su rigidez y su capacidad de absorción de impactos sin penalizar por ello su portabilidad.

-Los ingenieros de Huawei han utilizado en el recinto aleación de magnesio y fibra de vidrio para maximizar su rigidez y su capacidad de absorción de impactos

Las fotografías que ilustran este artículo nos invitan a intuir cómo resuelve este equipo los dos escenarios de uso que nos propone, que son los habituales de los convertibles. Y es que podemos utilizarlo como si fuese un portátil convencional, o bien como si se tratase de una tablet. Lo interesante es que para sacar el máximo partido posible a su pantalla táctil esta marca nos propone utilizar su nuevo lápiz digital M-Pencil de 2ª generación.

Huawei asegura haber refinado este accesorio tomando como punto de partida el lápiz digital original, de manera que esta revisión implementa 4096 niveles de presión y tiene una latencia de solo 2 ms. Suena bien. Además, su autonomía, de nuevo según la marca, es de 10 horas. Lo comprobaremos cuando caiga en nuestras manos. Huawei ha confirmado que en algunos mercados este lápiz estará incluido junto al equipo, y en otros será necesario comprarlo aparte.