9 de febrero de 2023

Hay muchos usuarios que piden por favor que vuelva el Inicio de Windows anterior

El Menú de Inicio de Windows es, para la inmensa mayoría de los usuarios de Windows, un elemento imprescindible del sistema. Para quienes de manera habitual siempre repiten las mismas dos o tres tareas, es posible que su uso sea mucho menor, gracias a los accesos directos, pero por lo demás, salvo para aquellos que utilizan directamente la barra de búsqueda, es la puerta de acceso a prácticamente todo lo que hacen habitualmente en el PC.

En Microsoft son plenamente conscientes de ello y, en consecuencia, es un elemento de la interfaz de Windows que renuevan de manera habitual. ¿Para bien o para mal? Esto es tremendamente subjetivo, la mayoría de las mejoras gustan mucho a unos usuarios y decepcionan sustancialmente a otros tantos, pero esto es lógico, dada la cantidad total de usuarios que tiene Windows. Diseñar un Menú de Inicio que satisfaga por igual a todos los usuarios del sistema requiere de un ejercicio de ingeniería similar al que será necesario para llevar al ser humano a Marte.

Siempre que se establecen comparaciones entre Microsoft y Apple, una que no puede faltar es la diferencia en la filosofía subyacente a los diseños. Los de Cupertino siempre tienden a buscar el «Menos es más» (sí, hemos visto excepciones al respecto, hablo de manera general). Microsoft, por su parte, y aunque parece haber mejorado a este respecto, siempre ha sido más de aprovechar al máximo el espacio llenándolo de cosas. Repito, Microsoft ha ido evolucionando (a mejor, en mi opinión) a este respecto, pero para entender de dónde venimos, permíteme compartir contigo un vídeo, ya antiguo (de mitades de los 2000), en el que, a modo de sátira exagerada, se intentaba mostrar cómo habría diseñado Microsoft la caja del iPod de Apple:

Esto, claro, es una exageración, pero refleja que, efectivamente, en Microsoft siempre ha habido preferencia por concentrar bastantes cosas en bastante poco espacio. Que, repito, ni es bueno ni es malo, es cuestión de gustos. Y si no, que se lo digan a los usuarios que echan de menos (o incluso que siguen utilizando) aplicaciones con interfaces como la de Winamp.

La evolución del Menú de Inicio, con sus más y sus menos, no ha escapado a este gusto por parte de Microsoft de amortizar bien amortizados los píxeles de la pantalla y, además, por hacer crecer sustancialmente su tamaño con respecto al incluido en las primeras versiones del sistema operativo. Así que la pregunta es, ¿y si ha llegado el momento de dar algún paso atrás en este sentido?

El usuario de reddit hairybolox ha publicado un diseño propio (es decir, no es algo en lo que esté trabajando Microsoft) que se ha hecho viral, ya que trae a Windows 11 el paradigma de diseño en el que se basaba el Menú de Inicio de Windows 9x (es decir, 95 y 98), una propuesta sencilla, limpia y que sorprende desde el primer vistazo.

No sé qué pensarás tú, pero en mi caso esta imagen me ha resultado particularmente agradable, el concepto recupera la sencillez de un Menú de Inicio en el que siempre encontrabas a la velocidad del rayo aquello que estabas buscando. ¿Qué te parece a ti? ¿Prefieres el modelo actual o te gustaría algo como lo propuesto por hairybolox?