6 de diciembre de 2022

Google retrasaría la función que puede acabar con los bloqueadores de anuncios en Chrome

Google ha anunciado que retrasa hasta 2024 su decisión de acabar con las extensiones de Manifest V2, en favor de Manifest V3. Hay que recordar que en 2019 se supo que Google estaba planteando algunos cambios en Chrome que podrían acabar (o limitar) con los bloqueadores de anuncios como los conocemos.

Según Google, este cambio busca ofrecer a los usuarios de Chrome una mayor seguridad y tranquilidad a la hora de navegar e instalar extensiones, «al aportar más transparencia y control sobre los permisos, añadir protocolos más estrictos para acceder a recursos fuera del contexto de la extensión y garantizar que las extensiones funcionen bien en todos los dispositivos».

Pero una de las principales críticas es que limitará mucho los adblockers. Esta decisión fue apodada inicialmente como el «adblocker killer», debido a las limitaciones impuestas al bloqueo de contenidos y a otros tipos de extensiones del navegador. Con el tiempo, Google ha hecho concesiones que permiten que los bloqueadores de contenidos se ejecuten en Chrome.

-Situación en otros navegadores

Los desarrolladores del navegador Chromium tienen dos opciones principales para lidiar con esas limitaciones. En primer lugar, pueden tener o introducir bloqueadores de contenido propios, que pueden seguir funcionando incluso después del cambio. En segundo lugar, pueden seguir soportando Manifest V2, o al menos las APIs necesarias.

Brave, Vivaldi u Opera ya tienen sus propios bloqueadores de contenido. Vivaldi, por ejemplo, ha confirmado que su bloqueador de anuncios seguirá funcionando. Mozilla, fabricante de Firefox, planea dar soporte a Manifest V2 y V3 en el navegador para garantizar que las extensiones de Manifest V2 sigan siendo compatibles con el navegador.

-Nuevo calendario

El plan inicial de Google era dejar de dar soporte a las extensiones Manifest V2 en Chrome para junio de 2023. Para la mayoría de los usuarios, el soporte se acabaría en enero de 2023, pero una política de empresa permitiría a los usuarios ampliar el plazo en seis meses. Ahora hay de plazo hasta 2024.

Concretamente, e nuevo calendario dicta que en enero de 2023, cuando se lance Chrome 112, Google planea realizar experimentos para desactivar el soporte de Manifest V2 en los navegadores de desarrollo (Chrome Beta, Dev y Canary). En junio de 2023, cuando se publique Chrome 115, Google tiene previsto realizar experimentos para desactivar la compatibilidad con las extensiones Manifest V2 en todos los canales de Chrome, incluido el estable.

Las políticas de la empresa pueden ser establecidas para extender el plazo de retiro hasta enero de 2024. A los desarrolladores de Chrome que mantengan extensiones Manifest V2 en la tienda se les retirarán las insignias destacadas de las extensiones en enero de 2023. A partir de junio de 2023, las extensiones Manifest V2 ya no podrán publicarse con visibilidad pública. Todas las extensiones de Chrome existentes que dependen de Manifest V2 pasarán a no estar en la lista.

El retraso da más tiempo a los desarrolladores, especialmente porque varias APIs no parecen estar listas. Google ha creado una página de «problemas conocidos» para los desarrolladores que enumera los principales problemas de migración conocidos. Por su parte, los usuarios no tienen que preocuparse de que las extensiones se queden sin soporte hasta enero de 2024.