19 de agosto de 2022

Google Play eliminará las apps sin actualizarse por un tiempo

Google está lista para tomar nuevas medidas que ofrecerán al usuario un extra de seguridad a la hora de descargar y utilizar apps procedentes de la Play Store. La compañía, en concreto, ha advertido a los desarrolladores que aquellas apps que lleven un tiempo sin actualizarse para adaptarse a las nuevas versiones de Android, dejarán de mostrarse en su tienda de aplicaciones y, por lo tanto, no estarán disponibles para el usuario.

La compañía ha confirmado en su blog oficial para desarrolladores que esta medida iniciará el próximo 1 de noviembre de 2022. Se aplicará, sobre todo, a aquellas apps disponibles en Google Play que lleven dos años sin recibir ninguna actualización por parte del desarrollador. Si bien es probable que haya aplicaciones que no requieran actualizaciones constantes, la firma de Mountain View asegura que es importante que todas ofrezcan soporte para las últimas versiones de Android.

Es por eso que aquellos creadores que no actualicen su aplicación e incluyan al menos una API disponible durante los dos años posteriores a la última versión de Android, verán como su app se deja de mostrar en Google Play y cómo el número de instalaciones de nuevos usuarios se reduce.

-Son pocas las apps que están en esta situación

Google asegura que el motivo principal es ofrecer un extra de protección al usuario, dado a que las apps desactualizadas no incluyen aquellas funciones de seguridad y privacidad anunciadas en las versiones más recientes de Android. La compañía, no obstante, aclara que son pocas las apps que no reciben actualizaciones. Además, ofrecerá herramientas adicionales para que aquellos desarrolladores que cuenten con una app desactualizada en Google Play, puedan actualizarla con las nuevas medidas de seguridad.

-Google Play Store lleva meses aplicando medidas para reforzar la seguridad y privacidad

Hace unos meses, Google Play también aplicó diferentes medidas de privacidad y seguridad para su plataforma de aplicaciones. Google, en concreto, está obligando a los desarrolladores que publican sus apps a ser más transparentes sobre los datos que recopilan de los usuarios.

Prohibe, además, a solicitar datos que no estén relacionados con algunas de las funciones de la app. Google, además, tampoco permite la publicación de aquellas apps que promuevan el contenido sexual. Entre ellas, apps de encuentros sexuales, o que cuenten con contenido explícito, como pornografía.

La compañía, recordemos, realiza un proceso de revisión por cada aplicación candidata a publicarse en Google Play Store. Por lo tanto, estas se bloquean incluso antes de estar disponibles en la plataforma.