28 de noviembre de 2022

Google finalmente ha establecido ahora el fin de Manifest V2 para enero 2024

A pesar de que la compañía prometió mejoras en aspectos como la seguridad, son muchos los que la acusan de ser un intento de poner fin a los bloqueadores de publicidad y rastreadores. Sin embargo, posiblemente debido a las críticas y la negativa de algunos de abandonar Manifest V2, Google ha anunciado una prolongación del soporte de esta última.

Google pretendía poner fin a Manifest V2 en enero de 2023 para los usuarios domésticos y en junio del mismo año en lo que respecta al soporte empresarial, pero en una entrada publicada en el blog de desarrolladores de Chrome ha anunciado un cambio para hacer que la transición sea más tranquila para los usuarios y brindar a los desarrolladores “la información que necesitan, con suficiente tiempo para la transición a la nueva versión del manifiesto”.

El gigante de Mountain View ha detallado fechas, versiones y canales mediante los cuales se pondrá fin a Manifest V2, que ahora han quedado definidos de la siguiente manera:

  • A partir de enero en Chrome 112, Chrome puede realizar experimentos para desactivar la compatibilidad con las extensiones Manifest V2 en los canales Canary, Dev y Beta.
  • A partir de junio en Chrome 115, Chrome puede realizar experimentos para desactivar la compatibilidad con las extensiones Manifest V2 en todos los canales, incluido el canal estable.
  • En enero de 2023, el uso de Manifest V3 se convertirá en un requisito previo para la insignia Destacados a medida que elevamos la barra de seguridad para las extensiones que destacamos en la tienda.
  • En junio de 2023, Chrome Web Store ya no permitirá que los elementos de Manifest V2 se publiquen con visibilidad configurada como Pública. Todos los elementos de Manifest V2 existentes con visibilidad establecida en Pública en ese momento tendrán su visibilidad cambiada a Oculta.
  • En enero de 2024, luego del vencimiento de la política empresarial Manifest V2, Chrome Web Store eliminará todos los elementos restantes de Manifest V2 de la tienda.

Aquí entramos en un terreno un tanto pantanoso en el que Google no es muy clara a la hora de decir cuándo pondrá fin a las extensiones que se basan en Manifest V2, pero aparentemente les ha dado un año más de vida o al menos seis meses más para los usuarios comunes. A partir de junio de 2023 no estarán visibles de forma pública y en enero de 2024 se eliminará el soporte empresarial.

A la aparente posposición del fin de ciclo de Manifest V2 se suma el anuncio por parte de la compañía de mejorar Manifest V3 e incorporar cambios basados en la retroalimentación generada con la comunidad y los desarrolladores. ¿Significa eso una rectificación por parte de Google? Sabiendo cómo se las gasta la compañía, hay que ser muy osado para responder de forma afirmativa.

Estos cambios en los planes para poner fin a Manifest V2 suenan a un intento por parte de Google de ganar tiempo, pero que la gente no se ilusione, ya que Manifest V3 terminará por imponerse para sustituir totalmente a la versión anterior de la especificación.

El rechazo por Manifest V3 es un tema que viene de lejos. La Electronic Frontier Foundation dijo de ella en 2021 que “todavía perjudica la privacidad, la seguridad y la innovación” después de que Google introdujera una serie de cambios, mientras que Opera, Vivaldi y Brave anunciaron que mantendrán las principales funciones de Manifest V2 que serán eliminadas (al menos por ahora) en la tercera versión de la especificación. Mozilla, por su parte, anunció que adoptará Manifest V3, pero a su manera para no perjudicar a los bloqueadores.

Veremos cómo se desarrollan los acontecimientos. Lo más inquietante aquí es la posición de Chromium en general y de Chrome en particular. El segundo es de largo el navegador web más usado del mundo y el primero el más empleado a la hora de hacer navegadores derivados, los cuales habrá que ver hasta qué punto podrán resistirse de las decisiones de Google. Esto deja a Firefox como única alternativa real, con permiso de un Safari que no se prodiga oficialmente fuera de Apple.

Google ya tuvo que dar marcha atrás con el polémico FLoC, una buena idea que apuntaba a ser muy mal ejecutada por motivos obvios (que todo giraría en torno a los intereses de la empresa), y si bien eso deja una puerta abierta a la esperanza con Manifest V3, lo más prudente con este tema es ser pesimista.