6 de diciembre de 2022

Google brindará los resultados más precisos y contrastados gracias a su inteligencia artificial y a una nueva técnica de «consenso»

Los fragmentos destacados no son perfectos, y hay veces en las que cuando no hay una respuesta clara o definitiva a nuestra pregunta, el resultado deja de ser preciso.

El equipo de Google Search tiene solución para esto. Y es que con ayuda de su último modelo de lenguaje basado en inteligencia artificial MUM (Multitask Unified Model), esperan obtener una mayor precisión en las respuestas de los fragmentos destacados mediante una labor de consenso entre sus medios de confianza para encontrar la mejor respuesta posible. Esto lo han explicado a través de una entrada en su blog oficial.

-Los resultados más precisos con ayuda de la IA

Google Search puede ahora verificar la información contenida bajo el texto que sirve de cabecera en los medios online, contrastando el texto con otras fuentes de «alta calidad» para así ofrecer un resultado más preciso. Esto lo hace mediante una técnica de consenso, donde la inteligencia artificial es capaz de asegurar si hay una opinión generalizada sobre un tema para poder así insertarla en el fragmento destacado.

Desde Google afirman que, aunque en los medios online se haga uso de palabras o frases distintas para explicar el mismo concepto, el sistema podrá averiguar si hay o no consenso para insertar la información en el fragmento. Según la compañía, esta nueva técnica ha mejorado significativamente la calidad y utilidad de sus fragmentos destacados.

-Cuando haya duda, mejor no decir nada

Lo mejor de todo es que, para aquellas preguntas en las que no hay una respuesta clara, o para consultas con falsas premisas, Google dejará de ofrecer su utilidad de fragmentos destacados, ya que al no encontrar un consenso entre los distintos medios online, detectará que no hay respuesta definitiva. Esto era un problema, pues aunque la herramienta intentará ayudar al usuario agilizando la respuesta, muchas veces eran imprecisas, e incluso falsas. Así pues, la compañía ha reducido en un 40% la activación de sus fragmentos para este tipo de consultas.

Cuando aparece un fragmento destacado en una consulta, Google ofrece información del medio si hacemos clic en el menú de los tres puntos y seleccionamos ‘Acerca de este resultado’. Además, la herramienta se actualizará para mostrarnos datos acerca de la difusión de una publicación, reseñas sobre el medio, o si dicho medio pertenece a otra compañía. Esta herramienta aún no está disponible en España, pero Google ha confirmado que llegará a nuestro país, junto a otros tantos durante este año.

Otra de las actualizaciones en las búsquedas de Google tiene que ver con la calidad de los resultados. Y es que cuando la inteligencia artificial determine que las respuestas no son todo lo precisas que deberían, en la página de Google nos aparecerá un mensaje con una advertencia referida al contenido: «Parece que no hay muchos resultados buenos para esta búsqueda», aconsejándonos verificar la fuente a la que vamos a acceder o intentar otra búsqueda con otros términos. Se trata de una medida que nos ayudará a estar más alerta ante la desinformación.