9 de febrero de 2023

Firefox 109 ha introducido el soporte para Manifest V3

Firefox 109 ya está entre nosotros como la nueva versión mayor del navegador web desarrollado por Mozilla, que en esta ocasión introduce una novedad que para muchos puede parecer un susto: Manifest V3. Sí, hablamos de la especificación para extensiones impulsada por Google, que en su tercera versión amenaza con limitar bastante el radio de acción de los bloqueadores de publicidad y por ende la libertad de los usuarios sobre los contenidos que se muestran a través del navegador web. Sin embargo, que no cunda el pánico, ya que Mozilla ha cumplido con su palabra de no tragar con los aspectos más polémicos (o al menos eso dice).

La implementación de Manifest V3 en Firefox no es ninguna sorpresa si vemos que Mozilla anunció hace dos años que la adoptaría, pero su manera. La fundación se ha explicado de manera más detallada en una entrada publicada en su blog oficial, en la cual expone que está de acuerdo “en introducir el soporte de Manifest V3 para complementos, manteniendo así un alto nivel de compatibilidad para soportar el desarrollo entre distintos navegadores.”

“Sin embargo, hay algunas áreas críticas, como la seguridad y la privacidad, donde nuestros principios exigen un curso de acción diferente. En algunas áreas específicas, decidimos apartarnos de la implementación de Chrome e incorporar nuestros propios elementos característicos de Mozilla. Por lo tanto, la versión de Firefox de Manifest V3 proporcionará interoperabilidad de las extensiones entre navegadores junto con protecciones de seguridad y privacidad mejoradas y compatibilidad mejorada para extensiones móviles”.

Dicho con otras palabras, la implementación de Manifest V3 introducida por Mozilla en Firefox intenta mantener un elevado nivel de interoperabilidad con otros navegadores a la vez que aporta la privacidad que Google ha decidido eliminar presuntamente de Chromium. De esta manera, los bloqueadores de publicidad deberían de poder operar como siempre en Firefox, aunque eso no tiene por qué eliminar la necesidad de introducir algunos cambios en las extensiones.

La polémica en torno a Manifest V3 ha sido tal que Google ha decidido mantener la versión 2 de la especificación por un año más, cosa que también ha sido adoptada por Microsoft. Por su parte, Opera, Vivaldi y Brave se han opuesto a las limitaciones introducidas en Manifest V3, pero veremos cuánto pueden resistir viendo que todos son navegadores basados en Chromium y por ende están muy atados a las decisiones que Google toma en torno al proyecto original, y es que, si bien Chromium es Open Source, eso no quiere decir que los recursos disponibles para su modificación sean infinitos. Como no podía ser de otra forma, Mozilla recoge la preocupación generada y la usa como un dardo contra su rival, haciendo gala además de que Firefox se preocupa por la privacidad.

Retomando lo que realmente nos ocupa en esta entrada, Firefox 109 ha incorporado los correspondientes diccionarios para el corrector ortográfico en las configuraciones regionales de español de España (es-ES) y español de Argentina (es-AR), el selector de fecha en HTML nativo puede funcionar solo con un teclado, se ha habilitado la protección frente a exploits de Arbitrary Code Guard en la reproducción de multimedia para mejorar la seguridad de los usuarios de Windows, además de que en macOS la combinación de teclas Cmd+trackpad o rueda del ratón realiza un desplazamiento por la página en lugar de zoom.

Todos los detalles sobre Mozilla Firefox 109 están disponibles en las notas de lanzamiento, mientras que la aplicación puede ser obtenida para Windows, macOS y Linux desde la correspondiente sección de descargas. En caso de tenerla instalada, su actualización puede ser forzada siguiendo la ruta Menú principal > Ayuda > “Acerca de Firefox”, aunque en el caso de Linux lo lógico es esperar que llegue a través de los repositorios de la distribución, Snap y/o Flathub (Flatpak). En Android lo suyo es que sea suministrado mediante la Play Store de Google.