6 de diciembre de 2022

En un par de semanas desaparece Internet Explorer

Es raro encontrarnos ya con gente usando Internet Explorer. A pesar de que este navegador ya llegado a tener la mayoría absoluta de la cuota de mercado de navegadores, finalmente no se supo adaptar a los nuevos tiempos y fue superado por Google Chrome, quien hoy en día ocupa esa posición predominante.

Además, Microsoft ya se ha olvidado de su veterano navegador, poniendo todos sus esfuerzos en el desarrollo de Edge, su nuevo navegador que, además, comparte la mayor parte del código con el de Google. Sin embargo, a pesar de que se trata de un navegador en desuso, y a dos semanas de quedarse sin soporte, aún hay empresas que lo siguen utilizando.

E incluso muchas webs (sin ir más lejos, la de Hacienda o de la FNMT) que nos recomiendan el uso de este navegador. Pero, lejos de la realidad, lo que se recomienda más bien es el abandono de este programa, ya que no solo está a punto de dejar de tener soporte, sino que también puede tener graves fallos de seguridad, y de compatibilidad, que nos impidan navegar con normalidad.

-Los motivos para abandonar Internet Explorer, por si aún lo estas utilizando

Ya seamos usuarios domésticos o desarrolladores, hay varias razones por las que tenemos que olvidarnos, definitivamente, de este navegador web. Vamos a ver las principales ahora mismo:

  • Seguridad: Como ocurre con cualquier otro programa, seguir usando IE después de su fin de soporte supone un riesgo para nuestra seguridad. Los piratas informáticos seguro que ya guardan varios ases bajo la manga que les va a permitir hackear cualquier ordenador que aún utilice este navegador. Por tanto, es vital que, una vez pase a mejor vida, nos olvidemos completamente de él.
  • Rendimiento: Aunque, como hemos dicho, hay webs que aún nos piden usar este navegador web, estas son, por suerte, muy pocas. Los desarrolladores de webs desde hace tiempo se han olvidado del motor de IE y todas las páginas están optimizadas hoy en día para un motor Blink, como el de Chrome. Por ello, las webs que visitemos con IE funcionarán mal, e incluso es posible que no funcionen.
  • Desarrollo más fácil: Ya no tendremos que preocuparnos por que nuestra web sea compatible con IE. Si algún usuario utiliza un navegador obsoleto y sin soporte, será solo responsabilidad suya, nada más.
  • Uso de APIs y propiedades: Al no depender de IE, los desarrolladores pueden usar en sus páginas web APIs más modernas y avanzadas que doten a las páginas de un valor añadido y mejoran la usabilidad. E incluso podremos hacer uso de las CSS Custom Properties, las cuales no eran compatibles con IE 11.