9 de febrero de 2023

El buscador de Microsoft integrará la inteligencia artificial de ChatGPT

Microsoft está preparando la incorporación del chatbot ChatGPT de OpenAI a su motor de búsqueda Bing en un intento de atraer a los usuarios de su rival Google, han informado medios americanos.

De esta forma, Microsoft apostará por respuestas más conversacionales y contextuales a las consultas para así mejorar su cuota de usuarios en Bing al ofrecer respuestas de mayor calidad, más allá de una página llena de enlaces.

Los de Redmond podrían desplegar esta función adicional en los próximos meses, pero aún está sopesando la precisión del chatbot y la rapidez con la que puede incluirse en el motor de búsqueda. El lanzamiento inicial podría ser una prueba limitada a un grupo reducido de usuarios, explican. El fabricante de software, cuyo servicio Bing es mucho más pequeño que el dominante motor de búsqueda Google de Alphabet, ha estado probando ChatGPT durante varios meses.

OpenAI, la empresa de investigación de IA respaldada por una inversión de 1.000 millones de dólares de Microsoft, lanzó públicamente ChatGPT para que los usuarios lo probaran en noviembre. La capacidad del chatbot para crear de todo, desde recetas hasta redacciones que parecen auténticas, lo ha catapultado.

Aunque el servicio de IA ofrece a veces información incorrecta con una pátina de autoridad, algunos analistas y expertos han sugerido que su capacidad para resumir datos disponibles públicamente puede convertirlo en una alternativa creíble a la búsqueda en Google y a una lista de enlaces generados por búsquedas.

-Una revolución que pone en peligro el reinado del software de Google

El director ejecutivo de OpenAI, Sam Altman, dijo en un tuit sobre ChatGPT que es «un error confiar en él para cualquier cosa importante». Y el mes pasado, los empleados de Google preguntaron al CEO Sundar Pichai y al jefe de investigación de IA Jeff Dean sobre la amenaza del chatbot para Google.

Google ha estado trabajando en una tecnología similar en su sistema LaMDA, o Modelo de Lenguaje para Aplicaciones de Diálogo, pero se enfrenta al riesgo reputacional de cualquier error o equivocación. Pichai y la dirección de la empresa han movilizado desde entonces a equipos de investigadores para responder a ChatGPT, declarando la situación una amenaza de «código rojo», informó el New York Times.