28 de noviembre de 2022

¿Cómo podemos saltar la protección TPM para poder instalar Windows 11 en cualquier ordenador?

Como seguro que ya sabes, para poder instalar Windows 11, Microsoft colocó una serie de requisitos de hardware bastante estrictos, como puede ser una compatibilidad con TPM 2.0. Con esta medida, ordenadores antiguos se ven abocados a seguir con Windows 10, ya que la nueva versión del sistema operativo no se podrá instalar por no cumplir los requisitos que, desde la marca con sede en Redmond, ha impuesto.

Pero en informática, nada es tan efectivo como para que no se pueda modificar de alguna manera. Esto significa que hay varias formas para evitar que requisitos como el TPM, la RAM u otros, pidan la extracción de la nueva versión de Windows.

Lo mejor de todo es que tenemos varias formas diferentes para realizar este proceso, lo que significa que cada persona lo hará con la que resulte más fácil o efectiva, ya que tendremos la posibilidad de modificar registro en medio de la configuración, crear un disco de instalación USB o utilizar el software llamado Rufus.

Incluso la propia Microsoft también ha creado un truco de registro oficial para poder eludir los requisitos del TPM 2.0 y CPU. Lo que ocurre es que con este método aún debes cumplir el tener, por lo menos, TPM 1.2, lo que significa que, si no tienes este chip, de nada te sirve lo que ofrece la empresa americana.

Sea cual sea la forma por la que queremos conseguir que el TPM no sea ningún impedimento para poder instalar Windows 11, lo vas a tener detallado a continuación, para que todos los procesos sean los más sencillos posibles de realizar.

-Métodos para instalar Windows sin TPM:

  • Mediante el registro de la instalación
  • Gracias a Rufus
  • Desde Windows Update
  • Oficial de Microsoft

-Mediante el registro de la instalación

Si tenemos un disco de instalación normal o una ISO con Windows 11, podemos hacer que los requisitos del TPM y la RAM ya no sean un impedimento.  Algo que debéis tener muy claro es que este sistema solo funciona en una instalación limpia.

  • Arrancamos desde su disco de instalación o desde la imagen ISO de Windows 11.
  • Presionamos las teclas Mayús + F10 para iniciar el símbolo del sistema.
  • Ahora, dentro del registro debemos ir a la siguiente ruta: HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\Setup
  • Creamos una nueva clave de registro en Configuración y le asignamos el nombre LabConfig. Si no sabes generarla es tan sencillo como hacer clic con el botón derecho del ratón en el panel derecho de la ventana y seleccionar Nueva > Clave, para finalmente poner el nombre.
  • Dentro de LabConfig, generamos valores DWORD llamados BypassTPMCheck y BypassSecureBoot y establecemos sus valores en 1. La manera de crear un nuevo valor DWORD es haciendo clic derecho en la ventana derecha y seleccionando el nuevo valor DWORD (32 bits), para seguidamente asignar un nombre a la clave. Después se hace doble clic para abrirla y configúrela en 1.
  • Si también queremos omitir el requisito de RAM, agregamos valores DWORD para BypassRAMCheck
  • Cerramos Regedit y el símbolo del sistema, para que a partir de ahora ya podamos continuar con su instalación de Windows 11 normalmente.

-Gracias a Rufus

Rufus es un programa gratuito que permite generar un disco de instalación de Windows 11 en una unidad flash USB configurándolo para que ya no nos soliciten los requisitos de TPM, RAM y CPU.

Los únicos requisitos que tiene utilizar Rufus son que la unidad flash USB debe de ser de 16 GB o más y que, al estar en una unidad USB, es más difícil de usar para instalar Windows 11 en una máquina virtual donde un archivo ISO sería ideal.

Los pasos para seguir son los siguientes:

  • Descargamos la última versión de Rufus y la instalamos en el ordenador.
  • Insertamos una memoria USB en blanco de 16 GB o más y luego abrimos Rufus.
  • Seleccionamos el dispositivo USB en el que queremos instalar Windows 11.
  • Debemos asegurarnos de que Boot Selection muestra «Disco o imagen ISO» y hacemos clic en Descargar.
  • Seleccione Windows 11, luego Continuar, seguidamente elegimos la última versión y volvemos a pulsar en Continuar.
  • Ahora debemos poner la edición y haga clic en Continuar, para después elegir el idioma y pulsar de nuevo en Continuar.
  • Es el momento de seleccionar la arquitectura (lo normal x64) y hacer clic en Descargar. Veremos cómo se abre una nueva ventana preguntando dónde guardar la imagen ISO. Lo guardamos en la carpeta de Descargas, aunque también podemos descargar la imagen usando un navegador si queremos.
  • Hacemos clic en el menú desplegable Imagen y seleccionamos Instalación extendida de Windows 11 para deshabilitar TPM, Arranque seguro y el requisito de 8 GB de RAM.
  • Volvemos a verificar que se haya seleccionado la unidad correcta y entonces hacemos clic en Iniciar para comenzar la instalación.
  • El proceso de escritura puede llevar algún tiempo, dependiendo de la unidad USB que utilicemos, pero cuando termine, la unidad se puede quitar y emplear para instalar Windows 11 en un ordenador más antiguo o incluso en una máquina virtual.
  • Ahora instalamos o actualizamos a Windows 11.

Debemos tener claro que ejecutaremos la configuración en la unidad USB, si estamos realizando una instalación que va a actualizar desde Windows 10.  Mientras que arrancaremos desde la unidad si se va a hacer una instalación limpia. Si tenemos problemas, puede deberse a que debemos deshabilitar el arranque seguro en la BIOS.

-Desde Windows Update

Si para la instalación preferimos utilizar Windows Update, vamos a necesitar un método que ejecute la actualización sin que nos exija el TPM como requisito fundamental de la instalación.

Te mostramos como debes hacerlo:

  • Navegamos hasta el código fuente Skip_TPM_Check_on_Dynamic_Update.cmd en la herramienta Github de creación de medios de AveYo.
  • Pulsamos en el botón Copiar contenido sin procesar en la esquina superior derecha del cuadro de código.
  • Creamos un nuevo archivo en el escritorio y le asignamos el nombre skip_tpm_check.cmd
  • Debemos asegurarnos de que se pueden ver las extensiones de archivo y que la extensión del archivo es realmente .cmd, ya que si no es así no se ejecutará.
  • Abrimos skip_tpm.cmd para editarlo, usando el bloc de notas u otro editor de texto.
  • Pegamos el código que copiamos de github.
  • Guardamos y ejecutamos el archivo skip_tpm.cmd.
  • Debemos pulsar en Sí cuando solicite el Control de cuentas de usuario.
  • Ahora veremos un mensaje que dice que se ha instalado Omitir TPM en la actualización dinámica. Si vuelve a ejecutar el programa, desactivará la utilidad.

Windows Update ahora debería poder actualizar nuestra compilación de Windows 11 existente. Además, incluso podremos actualizarlo de Windows 10 a 11.

-Oficial de Microsoft

También Windows proporcionó un truco para que se rebajaran un poco los requisitos de instalación de Windows 11, permitiendo que ordenadores con TPM 1.2 también pudieran instalar el nuevo sistema operativo.

La manera de hacerlo es esta:

  • Abrimos Regedit.
  • Vamos hasta la ruta: HKEY_LOCAL_MACHINE\SYSTEM\Setup\MoSetup
  • Creamos un DWORD (32 bits) llamado AllowUpgradesWithUnsupportedTPMOrCPU (si no existe).
  • Establecemos AllowUpgradesWithUnsupportedTPMOrCPU en 1.
  • Cerramos Regedit y reiniciamos el PC.
  • Ahora deberíamos poder actualizar a Windows 11 desde Windows 10 mediante el uso de medios de instalación.

Estas son las maneras que tenemos de saltarnos la restricción del TPM para poder instalar Windows 11 en nuestro ordenador. Utiliza la que veas que te sientes más cómodo y podrás disfrutar del nuevo sistema operativo.