6 de diciembre de 2022

Aproximadamente un 3% de los ordenadores usa Windows 11

A un año de que Microsoft publicara Windows 11, en la actualidad apenas un 2.61% de los usuarios ha adoptado la última versión de este sistema operativo.

Esta estadística, proporcionada por Lansweeper, muestra que la más reciente edición de Windows finalmente logró superar a Windows XP, que ahora concentra un 1.27%, pero aún ubicándose por debajo del 3.38% acaparado por Windows 7.

-Windows 11 registra un ligero crecimiento en su cuota de usuarios

Según reporta Lansweeper, la principal causa detrás de la baja adopción de la edición más nueva de Windows radica en lo estrictos que son sus requisitos de instalación, con respecto a las exigencias de versiones anteriores del sistema operativo.

Recordemos que Windows 11 requiere contar con un procesador de al menos 1 GHz, con dos o más núcleos de 64 bits, al menos 64 GB de almacenamiento, un mínimo de 4 GB de RAM y además, tener habilitado el arranque seguro y un TPM 2.0, siendo este último uno de los requisitos más difíciles de cumplir. Y aunque Microsoft habilitó la alternativa de instalar el sistema en equipos que no cumplan con estos requisitos, hacerlo implica restarse del acceso a actualizaciones de seguridad, condición poco apetecible para estaciones de trabajo.

Y justamente en los ordenadores destinados a funciones laborales, que según Lansweeper representan más del 42% de los equipos, alrededor de 30 millones de dispositivos pertenecientes a 60,000 organizaciones, no son elegibles para actualizar, por no cumplir con los requisitos de CPU, RAM y/o TPM.

El último elemento mencionado, figura como el requisito más polémico entre las exigencias de instalación de Windows 11. Según las estadísticas compartidas, solamente el 65% de los equipos cuenta con un TPM aprobado, mientras que más del 15% falló, y el 20% no era compatible o no lo tenían habilitado. Esto, aún a pesar de que el 92.85% cumple con el requisito de memoria RAM.

Fuera de las estaciones de trabajo, el informe señala que el panorama para las máquinas virtuales es aún más adverso. En este caso, un 67.1% cumple con los requerimientos de RAM, sólo un 55.7% cuenta con una CPU compatible y apenas un 1.33% cuentan con TPM 2.0 habilitado.

Windows 11 no ha logrado el nivel de penetración esperado por Microsoft para uno de sus principales productos. Sin embargo, en comparación con cifras de 2021, el porcentaje de dispositivos que cumplen con los requisitos ha aumentado un 12%, según reporta el citado informe. Ahí se señala también que se proyecta que todos los equipos de estas categorías de trabajo deberían ser compatibles con Windows 11 para 2026, aún cuando el fin del período de soporte de Windows 10, que actualmente acapara la mayor cuota de mercado, está proyectado para un año antes.